Oltra puentea a Puig y mantiene sus propias adjudicaciones

Oltra puentea a Puig y mantiene sus propias adjudicaciones

En el difícil entramado de adjudicaciones de emergencia del Consell, Mónica Oltra se desmarca del Consell con compras propias

La Generalitat Valenciana acordó el 28 de marzo crear una comisionada para coordinar la compra de los suministros necesarios para evitar la propagación de la infección de Covid-19 en la Comunitat Valenciana. La urgencia de la situación permite al Consell aprobar adjudicaciones sin expedientes, ni trámites previos. Una situación que unida al cierre del Portal de Transparencia ha llevado a este Gobierno de coalición a pasar de enarbolar la bandera de la transparencia y la anticorrupción a esconderse en un entramado de adjudicaciones y contratos difíciles de auditar. 

Solo desde el 6 de mayo se han hecho públicas más de 20 adjudicaciones, entre compras de materiales como mascarillas, guantes o geles hidroalcóhilocos, hasta refuerzo de la limpieza y desfinfección y campañas de publicidad (por un total de más de 415.000 euros). Excepto los servicios de limpieza, el resto de contratos son en su mayoría pequeños, pero llegan a sumar alrededor de 10 millones de euros. 

Pero llama especialmente la atención, los contratos adjudicados por las consellerias de Compromís. El decreto del 28 de marzo por el que se creaba la comisionada, dejaba abierta la vía a que los distintos departamentos delegasen en esta nueva figura, encomendada a la secretaría autonómica de Modelo Económico y Financiación, la socialista María José Mira. A través de ella se ha tramitado por ejemplo la compra de 15 millones de mascarillas quirúrgicas por 8,25 millones de euros, lo que supone 0,55 euros la unidad, a la empresa Molnlycke Health Care, de origen sueco y con sede en Alcobendas.

Sin embargo, la Vicepresidenta del Consell y Consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, y su compañero de partido Vicent Marzá, parece que prefieren no delegar y mantener el control de sus gastos. Así, la primera ha comprado tela para hacer mascarillas por 77.000 euros a la empresa NV Evolutia y mascarillas hasta 120.000 euros a distintas empresas a un coste establecido de 0,80 euros por unidad. Del mismo modo, el conseller de Educación, Cultura y Deporte ha encargado a Luanvi 140.000 mascarillas para los profesores por 277.000 euros, lo que supone casi 2 euros por mascarilla, lo que Marzá justifica por las especificaciones técnicas que necesita el colectivo. Una diferencia de precio que no sorprende después de que las distintas compras realizadas a precios que oscilan desde los 0,45 euros hasta los más de 2 para procuctos similares. 

Difícil de entender para profanos y para la propia administracion. El PP no deja se pedir desde el primer día mayor transparencia en unos gastos que inicialmente se presupuestaron en 96 millones de euros y que a día de hoy se desconoce su montante global además de su destino final. Solamente a la empresa Comité Textil, creada en julio de 2017 en Ontinyent por el empresario de origen chino Chen Wu Keping, se han pagado más de 31 millones de euros en una operación muy cuestionada entre otras razones por el pago por adelantado. 

El principal gasto deberían ser los hospitales de campaña, que se adjudicaron a IDAT, una empresa recién creada con un capital social de 3.000 euros, propiedad de José Navarro. Pero las deficiencias inciales en las instalaciones -sin baños, no adaptadas a personas con movilidad reducida, sin UCI- y el hecho de que no estén usando, aumentan los recelos sobre esta gestión acelerada. Quizá sea eso lo que Compromís quiera evitar, entrar en el mismo saco que el resto del Consell.

Valarticleviewer.author_info Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad