Aula de un colegio vacía.

UGT pide soluciones a Marzà

El secretario de enseñanza de UGT en la Comunitat, Pepe Gil, repasa las medidas que adoptará el Gobierno

La Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana, dirigida por Vicent Marzà, ha aclarado las diferentes medidas que se han establecido desde el Ministerio. Por su parte, sindicatos como UGT aprueban gran parte de ellas, pero creen que aún queda mucho por hacer y muchos problemas por solucionar.

El primer aspecto a destacar es que no habrá aprobado general, sino que se avaluará a cada alumno individualmente a partir de los resultados de los dos primeros trimestres y el trabajo realizado de forma no presencial en el tercero. La Conselleria ha aclarado que la evaluación se hará "siempre sin perjudicar el alumnado más vulnerable”.

Además, el curso finalizará en la fecha prevista y no se dará clase en verano, puesto que se trata de un periodo no lectivo. Asimismo, todos los alumnos, excepto casos excepcionales que consideren los equipos docentes, pasarán de curso.

De la misma manera, también estará en manos del profesorado decidir quién se titula y quién no, aunque desde la Conselleria se ha señalado que a todos los efectos, salvo excepcionalidad, el alumnado de ESO, FP, Bachillerato y GES recibirá sus títulos. Al respecto, los alumnos que realizan las pruebas de acceso a la universidad gozarán de mayor opcionalidad a partir de los contenidos trabajados presencialmente.

ACEPTACIÓN DE UGT

El secretario autonómico de enseñanza de UGT, Pepe Gil, ha indicado que “comprendemos que, dada la situación, todo a la vez es imposible de atender y hay que trabajar escalonadamente”. Asimismo, ha expresado que tanto Ministerio como Conselleria creen prioritarios ciertos aspectos conforme van surgiendo los problemas, pero “ya es momento de que se adelanten porque hay muchos problemas que solucionar”.

Pese a ello, ha explicado que “en líneas generales sí que es lo que pedíamos nosotros, pero obviamente hay otros aspectos igual de importantes que aún quedan por saber: final de curso, concurso de traslados, oposiciones o qué pasa con interinos y sustituciones”.

Una de las grandes incógnitas que habrá cuando acabe este curso será la planificación del siguiente. “Pedimos que se planifiquen y de cara al próximo curso tengan muy en cuenta qué contenidos y aspectos esenciales se vayan a tener que reforzar, sobre todo en el primer trimestre”, ha señalado Gil. Al respecto, ha asegurado que “el profesorado está esperando saber de qué manera se va a arbitrar el próximo curso para saber qué contenido va a haber y cómo se va a dar”.

Sobre los profesores, ha aseverado que “han tenido que poner sus propios medios materiales y arreglárselas de mil y una maneras para poder impartir clase” debido a que, ha explicado, “el sistema no estaba preparado para el teletrabajo ni para medidas telemáticas”.

Aun así, se ha lamentado de que el problema todavía es peor en los alumnos que no pueden acceder a los contenidos. Por ello, ha instado a las instituciones a reflexionar y les ha exigido que se desarrolle “un medio que sea eficaz y apto para impartir la enseñanza a distancia”. De esta manera, ni profesores ni alumnos volverán a estar desprotegidos ante una nueva situación como esta.

Finalmente, ha explicado que las consecuencias para el alumnado de esta situación excepcional son “impensables”. Ha señalado que “no sabemos qué va a suponer el curso, los cambios y la incertidumbre para ellos”. Por ello, sobre la medida de repetición de curso cree que debe ser “tan excepcional como la situación que estamos viviendo”.

Valarticleviewer.author_info Xema Tarazona

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad