Sanidad abandona a los empleados de los hospitales públicos

Sanidad abandona a los empleados de los hospitales públicos

La Conselleria aprovecha el estado de alerta para adjudicar a dedo el mantenimiento de tres hospitales y no subrogar el personal

"Nos han utilizado todo este tiempo y ahora se olvidan de nosotros". Así se sienten los 26 empleados de mantenimiento de los hospitales de Llíria, Doctor Moliner, Arnau de Vilanova y los centros de salud, que el próximo 15 de junio tendrán que abandonar sus trabajos. Y es que la Conselleria de Sanidad ha aprovechado la situación de alerta para adjudicar a dedo la licitación del mantenimiento de estos centros médicos a Movilfrío SL, que ha decidido no subrogar los contratos de la actual plantilla con el consentimiento de Sanidad.

Desde junio de 2018, los servicios de mantenimiento del departamento de salud de Arnau de Vilanova-Llíria estaban a cargo de la empresa Moncobra, que sí subrogó el 70% de los contratos del personal de mantenimiento. Sin embargo, los nuevos adjudicatarios no han apostado por ellos y los empleados de los hospitales aseguran que les tratan "como si esto fuera un supermercado y no hubiera ninguna pandemia porque ni la dirección económica del centro ni la propia empresa adjudicataria nos está valorando".

La situación es especialmente dramática en el Hospital de Llíria, que no cuenta con personal propio y que vería cambiada prácticamente la totalidad de su plantilla. Vicente Colomina, empleado de mantenimiento del centro hospitalario, señala que "cualquier indicencia diaria se puede convertir en una odisea corriendo riesgo de inundaciones o falta de suministro eléctrico durante un tiempo prolongado" y afirma que seguirán con los aplausos en señal de protesta todos los viernes a las 13.00 horas en la entrada del hospital. 

Opacidad de Consellería

Paco Vázquez, técnico de mantenimiento de la Conselleria en el Hospital de Llíria, asegura que desde Sanidad le han abierto un expediente disciplinario "por haber defendido el funcionamiento del hospital y a los trabajadores para que esto no se vaya a pique el 15 de junio". Asimismo, José Juan Zaplana, portavoz de Sanidad del Partido Popular, señala que "se produce un agravio comparativo con los trabajadores porque la Conselleria no ha forzado que sus contratos sean subrogados" y define como "sospechoso" el cambio de empresa. Sin embargo, desde Sanidad afirman que "de lo único que tenemos que estar al corriente es de que las contrataciones se ajusten al marco legal". 

Y es que la adjudicación sorprende todavía más siendo Movilfrío una empresa alicantina. En esa misma línea, Zaplana añade que "no se llega a comprender cómo se busca en la zona del Arnau de Vilanova y Llíria una empresa de Alicante con todas las que ya hay en Valencia". Además, no es la primera vez que Movilfrío se ve favorecida por adjudicaciones de la Conselleria de Sanidad. Y es que Construcciones Rocace, miembro del Grupo Movilfrío, finalizó recientemente las obras de modernización del mismo Hospital Arnau de Vilanova y es una habitual en las adjudicaciones de obras en los centros médicos en la provincia de Alicante.

Similitud en el Clínico

En el Hospital Clínico de Valencia se encuentran en una situación parecida, ya que el contrato de la empresa de mantenimiento termina a finales de año y su centenar de empleados temen que con el cambio de empresa no se subrogue al personal de mantenimiento, al igual que ha ocurrido en el departamento de salud Arnau de Vilanova-Llíria.

Un artículo de Alejandro Martí

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad