La vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Mónica Oltra, en una comparecencia en Les Corts / EFE

Oltra certifica su alejamiento de Ximo Puig

La vicepresidenta del Consell insiste en que "diferencia no es sinónimo de división" y exige "respeto mutuo" a sus socios de gobierno

De trabajar afectos a desunirlos, así ha terminado el Govern del Botànic tras cinco años de relación. La que parecía una sólida alianza ha empezado a mostrar presión en las costuras, y más tras los desencuentros de las últimas semanas entre Compromís y el PSPV. Mónica Oltra ha revelado que no se ha reunido con Ximo Puig tras las discrepancias: "No hay novedades desde la semana pasada". 

El follón entre la vicepresidenta y el conseller de Hacienda, el socialista Vicent Soler, se debió a la disputa por una partida de 21 millones de euros para el presupuesto de Igualdad, que gestiona Oltra. Tras un duro cruce de declaraciones públicas y una pelea por Twitter entre la líder de Compromís y el Síndic del PSPV, Manolo Mata, el Botànic consiguió salvar los muebles. 

Pese a las discrepancias, Oltra ha intentado restarle importancia a la palea, al asegurar que "diferencia no es sinónimo de división" y que la cogobernanza, el diálogo y el "respeto mutuo" son la base del gobierno de coalición del Botànic, formado por el PSPV, Compromís y Unides Podem. 

Quita hierro a los choques entre PSPV y Compromís

Preguntada en rueda de prensa sobre sí se había tratado este tema en la reunión del Consell, ha asegurado que esta ha transcurrido "con la tónica de siempre: poniendo en el centro a las personas y a las políticas para mejorar su vida". También ha indicado que no han valorado nuevas medidas restrictivas "más allá de hacer un análisis de la situación", cuando precisamente este mediodía ha entrado en vigor la segunda prórroga del cierre perimetral de la Comunitat.

Oltra, coportavoz de Compromís, ha hecho hincapié en que el Consell sigue centrado en gestionar la pandemia y que "las diferentes opiniones forman parte de la pluralidad de un gobierno de coalición". En esta línea, ha sostenido que la cogobernanza debe "presidir siempre un gobierno de coalición". "La diferencia es poner diferentes puntos de vista al servicio de un proyecto común", ha insistido.

El acercamiento entre Puig y Cantó enfada a Oltra

Uno de los motivos por los que el Botànic está en peligro es por el acercamiento entre el PSPV y Ciudadanos, que ha violentado a Compromís. La buena disposición de Toni Cantó a aprobar las cuentas del Consell a cambio de algunas concesiones ha molestado al principal socio de Ximo Puig. 

El Síndic naranja aprovechó para ahondar en la crisis del Consell, con el objetivo de defender la colaboración público-privada. Cantó defendió que no veía "la misma sensibilidad y voluntad" en el PSPV que en sus socios (Compromís y Unides Podem). El líder autonómico de Ciudadanos aseguró que tenía el compromiso del president de la Generalitat de no subir impuestos.

Un artículo de Sergi Ill

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad