Playa del Postiguet en Alicante. EFE.

Los municipios costeros blindan sus playas por la noche de San Juan

Esta noche se celebra la tradicional noche de San Juan, pero las playas valencianas se cierran para evitar nuevos contagios de la COVID19

La festividad de San Juan se celebrará de una manera atípica este año. Enmarcada el la ‘nueva normalidad’ derivada de la crisis de la COVID19, los municipios costeros valencianos están atemorizados por la posibilidad de que se produzcan nuevos contagios. Es por ello que apelan a la responsabilidad ciudadana, aunque la presencia policial también se hará de notar.

En València, 192 agentes de la Policía Local blindarán las playas para evitar aglomeraciones que puedan suponer un perjuicio para la salud pública. La Jefatura Superior del cuerpo ha diseñado un operativo especial que contará también con 510 vallas, la unidad de Caballería y la de Drones para evitar el acceso y las celebraciones en las playas de la Malva-rosa, Cabanyal, Pinedo, El Saler y El Perellonet. A partir de las 19 horas, se cerrarán las playas.

El concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, ha justificado las medidas debido a que "la pandemia no ha pasado, debemos seguir extremando las precauciones”. Al respecto, ha insistido en que "el dispositivo policial especial para la Noche de San Juan necesita de la responsabilidad individual y colectiva. No debemos bajar la guardia, aunque finalice el Estado de Alarma, la pandemia no ha acabado".

Noche de San Juan en la Malvarrosa. EFE.

En Ayuntamiento de Alicante ya suspendió la semana pasada las hogueras de la noche de San Juan. Eso sí, se encuentran con otro problema: la tradicional Nit de la Cremá del 24 de junio. A media noche se disparará, como todos los años, ‘La Palmera’, que durará unos 33 segundos.

El consistorio ha apelado a la responsabilidad ciudadana y ha aconsejado no acudir a las playas para ver el espectáculo. Aún así, durante la noche del 24 de junio serán movilizados más de un centenar de efectivos en total: 45 agentes de la Policía Local, además 14 bomberos del SPEIS, ocho voluntarios de Protección civil, una ambulancia con personal sanitario y 35 operarios de jardines.

El edil de Seguridad Ciudadana, José Ramón González, ha señalado que el objetivo de mantener la palmera este año a pesar de la crisis sanitaria es devolver la ilusión a la ciudad de Alicante. Por eso, los fuegos artificiales serán lanzados desde el Castillo de Santa Bárbara para que sean visibles desde casas y balcones sin necesidad de que se produzcan grandes aglomeraciones de personas.

La localidad valenciana de Alboraya también ha cerrado sus playas para esta noche. Por otra parte, la Policía local ha establecido una serie de medidas para evitar cualquier intento de saltarse la prohibición. 

El Ayuntamiento ha emitido un comunicado en el que explica que a las 20.00 horas se procederá a desalojar la playa y no se permitirá la entrada en la arena hasta las 08.00 horas del día siguiente. Asimismo, los chiringuitos cerrarán a las 21.00 horas, al igual que todos los accesos a las playas con vallas.

El acceso a la playa de Peixets también estará cerrado, así como el acceso al paseo de Patacona desde València, los accesos a la playa canina y las playas de Port Saplaya norte y sur. Se podrá circular por el paseo e ir a los locales próximos, pero no entrar a la arena en ninguna playa. La Policía Local, además, vigilará todos estos accesos.

El consistorio del municipio alicantino de Orihuela también ha hecho un llamamiento a la prudencia de sus ciudadanos y ha suspendido las autorizaciones para hacer hogueras en las playas del término municipal. Así, desde la concejalía de Seguridad Ciudadana, dirigida por Ramón López, se reforzará la vigilancia para el cumplimento por parte de los usuarios de la ordenanza municipal.

Un artículo de Xema Tarazona

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad