Las ayudas sociales de entidades valencianas frente al coronavirus

Las ayudas sociales de entidades valencianas frente al coronavirus

Casa Caridad, Fundación Altius y AECC Valencia impulsan ayudas sociales para amortiguar los efectos del coronavirus

La crisis sanitaria del coronavirus ha desestabilizado a la sociedad. Por ello, distintas asociaciones valencianas alertan sobre los efectos del virus y actúan con medidas firmes para paliar las graves consecuencias. Durante el primer mes de Estado de Alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez, instituciones como Casa Caridad, Fundación Altius AECC Valencia han tenido un papel esencial.

Así, Casa Caridad ha repartido cerca de 6.000 raciones de alimentos y ha realizado más de 1.500 atenciones por vía telemática con personas que han solicitado ayuda a la Asociación. Actualmente, la institución benéfica aloja a más de 120 personas -la mitad son españoles y el resto de más de 20 nacionalidades- en los albergues de Pechina y en los módulos de familias y convalecientes ubicados en Benicalap. 

reparto kit semanal 4

“Las personas en riesgo de exclusión social son los grandes olvidados de esta pandemia. En los albergues tenemos a familias con menores, personas mayores o con problemas de salud. Gente que no tendría un alojamiento o acceso a alimentos sin la ayuda de entidades como la nuestra. Pero, además, precisan de un acompañamiento para seguir trabajando con ellos en talleres y sesiones individualizadas para la adquisición de habilidades sociales y facilitar su normalización”, ha asegurado en comunicado oficial el presidente de Casa Caridad, Luis Miralles.

Una situación que denuncia del mismo modo la Fundación Altius que se encarga de llevar a casa productos de primera necesidad a más de 500 familias en Madrid y Valencia.

También, la población con cáncer es extremamente vulnerable en el ámbito sanitario y social. Por ello, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Valencia ha creado una bolsa económica para ayudar a pacientes con cáncer y sus familiares que estén en una situación de vulnerabilidad social.

El dr. Antonio Llombart, vicepresidente de AECC, y Helena Alloza, gerente de la entidad

A través de esta bolsa, con una partida de 150.000 euros, la entidad pretende dar cobertura a todas las necesidades básicas de estas personas, especialmente de manutención y pago de vivienda, y mitigar las consecuencias sociales que la crisis del COVID-19 puede haber provocado en este colectivo, como la pérdida de empleo o la falta de ingresos en la unidad familiar.

Un diagnóstico de cáncer implica un gasto extra mensual de entre 100 y 300 euros por unidad familiar. Un gasto que, junto a los propios de cualquier hogar, pone en jaque a 27.000 pacientes con cáncer en España, un 11% de las cuales residen en la Comunidad Valenciana. “Nos encontramos con pacientes de entre 50 y 60 años en su mayoría, que están más preocupados por alimentarse bien o seguir pagando alquiler, hipoteca, suministros, etc. que por las propias consecuencias de los tratamientos. Si a esto se le suma el desempleo, un ERTE o la falta de ingresos, la vulnerabilidad aumenta hasta llegar a situaciones en las que resulta muy complicado poder mantenerse”, ha explicado Zahira Pérez, trabajadora social de AECC Valencia. Las ayudas de emergencia oscilan entre los 150 y 400 euros en función de las necesidades y la situación laboral.

Valarticleviewer.author_info Fátima Cremades

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad