Patio de leones terraza

La política de terrazas de Ribó ahoga a los hosteleros

Ribó solo concede la ampliación de terrazas al 10% de los locales solicitantes, aprueba un plan de inspección de estas y reduce el aforo de las de Ruzafa

Cuando el sector hostelero de la ciudad por fin comienza a asomar la cabeza parece que es el propio Ayuntamiento el que quiera hundirlo de nuevo. Y es que tras más de dos meses sin ingresos, los hosteleros no tienen que hacer frente únicamente a la limitación de aforo impuesta en cada una de las fases (50% del aforo de las terrazas en fase 1 y 40% del interior en fase 2), sino también a las trabas que se generan desde la propia administración local.

Desde que el pasado 22 de mayo la Concejalía del Espacio Público diera luz verde a la ampliación de terrazas, solo 120 establecimientos solicitantes la han recibido. Sin embargo, en estos tiempos el baile de cifras no solo afecta a los datos de la pandemia. Y es que para la administración local, el número de concesiones llega al 33% de los establecimientos que la solicitaron mientras que para la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia, la cifra estimada sobre el total de aceptaciones es solo de un 10%. ¿La diferencia? El total de peticiones, ya que en el Ayuntamiento no llegan a 450 y para los hosteleros se elevan a 1.200 a pesar de los problemas técnicos que se registraron en los primeros cinco días. La falta de algunos de los documentos requeridos o la presentación irregular provocan esta disparidad.

Por ello, la Coordinadora denuncia que la "ineficacia" del Ayuntamiento está llevando al "colapso económico a las pymes de los barrios de la ciudad" y achacan la lentitud en las resoluciones de ampliación al "anquisolamiento burocrático": "El colapso administrativo no puede ser ahora el problema al que tengan que enfrentarse los hosteleros que han levantado las persianas, la mayoría a medio gas por las limitaciones de aforo y en muchos casos por falta de público".

Reducción de terrazas

Para más inri, en lugar de destinar recursos a agilizar la resolución de solicitudes, el Ayuntamiento ha aprobado un plan de inspección de terrazas para garantizar que "todo funcione correctamente". Joan Tomás, portavoz de la Coordinadora de Hostelería de los Barrios de Valencia, señala que están "más pendientes de destruir que de construir" y no entiende "porque se destinan recursos para unas cosas y no para otras". 

Además, pese a la excepcionalidad en la que nos encontramos, el Ayuntamiento ha decidido terminar de llevar a cabo los ajustes de la reducción de terrazas de Ruzafa establecida en 2015. Tomás apunta que "es bastante contradictorio que en pleno momento de solicitar ampliaciones, el Ayuntamiento reduzca las terrazas". Por tanto, la política de Ribó destinada a "ayudar en estos momentos difíciles al sector" puede incluso ahogarle. 

Un artículo de Alejandro Martí

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad