Barco.

La Comunitat, bien posicionada para afrontar la crisis económica

El analista Vicente Pallardó sitúa el sector exportador valenciano como clave para salir de la crisis derivada de la COVID19

El analista de Coyuntura Económica del Instituto de Economía Internacional (IEI), Vicente Pallardó, ha participado en una charla-webinar sobre el informe económico del primer trimestre de 2020 de Entorno Económico Global que realiza para la Fundación Valenciaport y la APV. En ella, ha señalado que, si se da una desescalada asimétrica de la crisis, la Comunitat estará bien posicionada para sortearla y ha expresado la importancia que tendría el sector exportador valenciano, por encima de la media nacional.

Asimismo, ha remarcado que las incertidumbres hacen complicado prever el futuro de la economía valenciana. De esta manera, pese a tener una ventaja desde el punto de vista de las exportaciones, estas "no marcarán una gran diferencia y aquí también habrá una crisis enorme”.

Aún así, ha instado a la Administración a apoyar el sector, ya que es "una de las claves de la recuperación será el sector exportador”. En esa línea, ha añadido que “como la salida de la crisis será también asimétrica por países, en cuanto se produzca la recuperación tenemos que ser los primeros en estar ahí”, más aún si se tiene en cuenta que la campaña turística de este año se da ya "absolutamente por perdida”. Por ello, ha señalado de la decisión de algunos países de "cerrarse al exterior en lugar de apostar por una vía colaborativa no nacionalista” es "un error mayúsculo”.

A nivel nacional, las previsiones sitúan un 0% de inflación, una caída del PIB del 10%, un déficit público del 15% y una tasa media de desempleo del 20%. A partir de 2021 se iniciarán tasas positivas y en 2022 se recuperarán los niveles de crecimiento del año pasado.

MEDIDAS OBLIGATORIAS A CORTO PLAZO

Pallardó ha propuesto una serie de medidas de las cuales ha expresado que una “debería estar ya en marcha”: renta mínima vital. Al respecto, ha indicado que debería ser limitada, de cuatro a seis meses.

Ha destacado otras iniciativas como los eurobonos, como forma de "respuesta rápida, con mecanismos ya existentes o rápidamente articulables”. Estos ya han puesto en circulación 540.000 millones de euros. También ha defendido la concesión de créditos en condiciones especiales. Eso sí, "solo a las empresas que se puedan salvar, no a las zombis, las que no tienen futuro”.

Además, ha solicitado la creación de "una deuda perpetúa” desde la UE, condicionada a la verificación de que el dinero solicitado se emplea realmente en la lucha contra el coronavirus.

Finalmente, ha planteado un retraso de la fiscalidad. De la misma manera, ha expresado los créditos concedidos desde el Gobierno no deberían empezar a devolverse hasta dentro de seis meses.

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad