Enric Juan en una reunión.

"Vamos a depender mucho de ayudas externas"

El Director General de Infraestructuras de Servicios Sociales, Enric Juan, denuncia la infrafinanciación valenciana, que también les afecta a ellos

El Director General de Infraestructuras de Servicios Sociales de la Comunitat, Enric Juan San Antonio, repasa la infrafinanciación del sector y cómo esta puede afectar en una crisis como la actual. Asimismo, pone la nota sobre su importancia en la sociedad para frenar un mal endémico de esta: la pobreza.

¿Cómo va a afectar esta situación en la Comunitat Valenciana? ¿Hay recursos suficientes para afrontarla?

Ahora mismo estamos redirigiendo todos los esfuerzos de la Generalitat para atender la emergencia sanitaria. Por tanto, estamos en momento de reorganizar a nivel interno el presupuesto, ver qué actividades no se podrán hacer y, así, no subvencionarlas. En este sentido, hemos de ver cómo reorientarlas para adaptarlas a la emergencia sanitaria y también a la emergencia social que estamos atendiendo desde que todo inició y que prevemos que tendrá duras consecuencias más allá del estado de alarma.

¿Qué actividades se van a parar?

Por ejemplo, desde el Ministerio se han prohibido todos los viajes del inserso. Todas las ayudas asociadas a viajes de mayores, dada su vulnerabilidad, no se van a dar por precaución, siempre bajo las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Este tipo de actividades, igual que ferias al aire libre, de momento quedan suspendidas.

¿Y desde el punto de vista económico habrá suficientes recursos para afrontar lo que se nos viene por delante?

Bueno, hemos recibido ya unas primeras ayudas del estado que son para reforzar los servicios sociales: tanto atención primaria como necesidades básicas en el ámbito educativo. Vamos a depender mucho de ayudas externas. La Generalitat está haciendo un esfuerzo enorme por reajustar presupuestos.

Enric Juan en una reunión.

Esta pandemia ha mostrado las debilidades de nuestra Sanidad. ¿Los servicios sociales están en una situación parecida? ¿Hay infrafinanciación?

La Comunitat, en general, está infrafinanciada y el Gobierno del Botànic está siendo muy beligerante reclamando que se revise el sistema de financiación para reconocer el peso poblacional de la Comunitat dentro del Estado. En su conjunto, la Generalitat es una administración que no tiene suficiente dinero para hacer frente a todas sus necesidades. Esto no quiere decir que no esté haciendo un esfuerzo sobrehumano para atender las necesidades en los ámbitos sanitario y social. De todas las crisis se aprende. En nuestro caso, nos reconforta que todos los cambios que estamos impulsando desde 2015 van en la buena dirección. Algunos ya se han podido ver y otros se están implementando y en unos años estarán más asentados. Así, podremos hacer frente de una manera más eficaz a situaciones como la actual.

Desde que está el Botànic, ¿han estado a la altura las ayudas que habéis recibido?

Hay que tener en cuenta que en este periodo la Conselleria de Políticas Inclusivas ha duplicado el presupuesto. Pocas administraciones autonómicas o gobiernos pueden decir eso. Por tanto, nosotros sí que hemos hecho esos esfuerzos. Lo que debemos intentar es que no vayan a cargo de deudas, sino que el Estado nos reconozca la parte de financiación que nos toca y así poder atender todas las necesidades que se nos plantean.

Durante el confinamiento, ¿cuál ha sido vuestro modus operandi? ¿Qué medidas habéis tomado?

Desde el primer momento, se ha establecido una coordinación con Sanitat sabiendo que era la que tenía que marcar todas las directrices. A su vez, ellos con la autoridad competente en el ‘Estado de alarma’, el Ministerio de Sanidad. En ese sentido, hemos establecido protocolos desde un primer momento que han sido enviados al Ministerio, como informes de desescalada. Tenemos una relación muy fluida con Sanitat a partir de los centros de salud de cada departamento. Ellos hacen estudios sobre el territorio para saber, por ejemplo, la incidencia que puede haber sobre las residencias. De hecho, una de las medidas más importantes del Consell, a fecha de 18 de marzo, es que la Conselleria de Sanitat asumía el control de las residencias con afectación por la COVID19. Nosotros seguíamos dando nuestra función de apoyo social comunicándonos a diario con las residencias, pero bajo el mando de Sanitat.

Ya hemos entrado en fase 1. ¿Cómo afrontáis el desconfinamiento y qué esperáis empezar a hacer estas próximas semanas?

En fase 1 vamos esperando indicaciones del Ministerio en cada caso. Por ejemplo, ya estamos planteando por sectores las actividades que se pueden retomar entre la fase 1 y la 2 en los centros de atención diurna de infancia, adolescencia o discapacidad. Nosotros vamos dando instrucciones a partir de que el Gobierno de España, según su plan de transición hacia la nueva normalidad, nos va permitiendo. Hemos dejado para fases posteriores la flexibilización de medidas para los mayores, vista su vulnerabilidad. Vamos adaptándonos.

Enric Juan en una reunión.

¿Van a cambiar los requisitos para recibir ayudas a causa de la crisis?

Desde 2018 ya está en vigor la renta valenciana de inclusión, aunque no la gestionamos nosotros. Esta es instrumento unificado para luchar contra la pobreza. A parte, están las ayudas de emergencia desde los servicios sociales municipales, cofinanciadas por la Generalitat. En ese sentido, ya se da cobertura a muchas necesidades. Con el planteamiento del Gobierno de España del ingreso mínimo vital, tendremos que adaptarnos a esa nueva realidad. No sabemos más ahora mismo.

¿Y qué opina del ingreso mínimo vital? ¿Puede tener un efecto adverso?

Es un debate muy amplio. Eran muchas cuestiones, casi de carácter filosófico, según si debe parecerse más a una renta de inserción sociolaboral o a una renta básica universal. También es verdad que aún no hay ningún texto a propuesta concreta, por lo que no puedo posicionarme porque no sabemos si irá vinculado al trabajo o no. No tenemos certezas todavía.

¿Es la pobreza uno de los grandes problemas no muy reconocidos de la sociedad española y valenciana?

La sensibilidad social hacia la pobreza ha ido aumentando. Nosotros hacemos énfasis en promocionar el estado de bienestar como una herramienta fundamental. Y no solo de la lucha contra la pobreza, que es la función de los servicios sociales, sino también de fomentar unas mejores relaciones personales, de crear espacios de compartir experiencias y el modo de vida. Por tanto, pensamos que todo el impulso a las políticas públicas que se ha hecho desde la Conselleria de Igualdad sí que están teniendo efecto para dar visibilidad a la pobreza y que se tenga más sensibilidad y así luchar contra cuestiones de odio como la aporofobia.

Desde dentro, ¿qué importancia tienen los Servicios Sociales en la Comunitat Valenciana de cara a hacer una sociedad más igualitaria?

Los servicios sociales son uno de los cuatro pilares fundamentales del estado de bienestar, al mismo nivel que la educación, la sanidad o las pensiones. En este sentido, estamos reforzando todas las herramientas de los servicios sociales de atención primaria y otras como las residencias y centros para crear una sociedad más cohesionada, más inclusiva y donde todo el mundo tenga las mismas oportunidades para tener un proyecto de vida digno. Se debe seguir apostando por el sistema público valenciano de servicios sociales, por darle calidad y recursos. Eso nos facilitará construir una sociedad más inclusiva.

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad