Un autobús naranja con los lazos naranja de protesta contra la Ley Celaá, que limita los derechos de las escuelas concertadas / EP

La concertada valenciana se manifiesta en autobús contra la Ley Celaá

La 'Ruta naranja' recorre las calles de valencia para protestar contra el atropello de derechos y la libertad de las familias que impone la LOMLOE

Una marea naranja recorre las calles de Valencia en autobús para protestar contra una Ley Celaá que pone en riesgo el futuro de la escuela concertada. La normativa que impulsa el gobierno de Pedro Sánchez para "visibilizar el rechazo" ante una tentativa de normativa "impuesta que quita derechos". 

La protesta, que también está prevista por otros municipios, se ha llevado a cabo entre las 10 y las 12 de la mañana. Varios autobuses escolares han llevado lazos naranjas, el símbolo de estos colegios para mostrar su desacuerdo y su rechazo con la polémica reforma socialista. 

El director de Infantil y Primaria del colegio Dominicos de València, Gorka Arrieta, ha explicado a Europa Press TV que se trata de "una acción reivindicativa con la que los colegios concertados quieren dar visibilidad a su rechazo a una reforma educativa que se está intentando imponer y para la que no se está contando ni con los colegios ni con las familias".

La LOMLOE atenta contra la libertad de centro

Esta Ruta naranja quiere que "toda la sociedad valenciana vea cómo nos estamos moviendo por nuestros derechos y los de las familias", ya que, a su juicio, la norma implicar "quita la libertad a las familias" de elegir el colegio al que quieren llevar a sus hijos. "Lo único que queremos --ha proseguido-- es que los que mandan nos escuchen y podamos tener una ley en la que podamos participar todos".

En este sentido, ha abogado por que "haya todo tipo de colegios, públicos, privados y concertados, porque la sociedad es diversa y plural". "Queremos jugar con las mismas reglas, no queremos más que nadie, sino estar igual que todos", ha apostillado.

Por último ha pedido a la ministra Isabel Celaá "que escuche" pero también al resto de políticos y partidos, al tiempo que ha criticado al "inestabilidad" en los últimos años con leyes "sin perdurabilidad en el tiempo", lo que perjudica a los alumnos. La acción cuenta con el impulso de entidades como FSIE-CV, sindicato mayoritario en la enseñanza concertada en la Comunitat Valenciana, y la Plataforma Más Plurales.

Una ley que limita la libertad, la pluralidad y la diversidad"

Con la Ruta Naranja, FSIE se suma al movimiento nacional enmarcado en la campaña Más plurales, más libres, más iguales, que organiza la Plataforma Concertados en defensa de un modelo plural e igualitario en el que se respeten principios fundamentales como la libertad de enseñanza, señala el sindicato en un comunicado.

FSIE-CV quiere de esta manera lanzar "una llamada de atención ante una ley que limita la libertad, la pluralidad y la diversidad", así como realizar una defensa la enseñanza concertada, que supone "el 35% de los centros educativos de la Comunitat Valenciana, donde trabajan casi 15.000 profesionales y estudian 170.000 alumnos". De la misma manera, afirman, "se ven afectados los centros de educación especial y educación infantil de 0-3 años".

De esta manera, FSIE-CV rechaza "cualquier intento de reducir la pluralidad educativa a través de la reducción progresiva del modelo de educación concertada" y advierte que va a continuar con las movilizaciones con el fin de "manifestar el rechazo a una ley que necesita consenso y trabajo común, amplitud de miras y mucha pluralidad para que la educación, tal y como la conocemos hoy no dé pasos hacia atrás, sino adelante".

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad