Alvise Pérez 1200x900

Alvise Pérez: “Las listas cerradas son el verdadero cáncer de España”

El fenómeno Alvise: de asesor de Toni Cantó en la Comunidad Valenciana a agitador de masas en redes sociales

Más de 180.000 seguidores en Twitter, 102.000 en Instagram y 113.000 en Facebook no son una mala carta de presentación para el activista, etiquetado de “ultraderechista”, Alvise Pérez (Sevilla, 1990). Y es que ha pasado en apenas tres meses de ser un pequeño incordio para el Gobierno a un auténtico agitador de masas. Él no se considera líder de nada, simplemente “pongo cara al hartazgo de la sociedad española”, asegura.

En diciembre de 2019 dejó a un lado la política tras dimitir como jefe de gabinete de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, después de un previo paso por UPyD y los Liberal Democrats en Reino Unido. Ahora busca influir en ella con la plataforma “Gobierno Dimisión”, la cual pretende “poner en evidencia el totalitarismo que representa el actual Gobierno de España”.

En abril casi medio millón de personas se conectaron a una manifestación online y en mayo miles de personas salieron cada día a las calles a protestar en contra de la gestión del Gobierno, ¿cree que se ha despertado ese león dormido y se está iniciando una especie de revolución?

Creo que ahora mismo está habiendo una revolución de ideas de un sistema político totalmente deslegitimado en el cual los problemas no son los partidos de izquierdas ni derechas, sino la forma en la cual se configuran esos partidos políticos. Los ciudadanos han entendido que hay algún tipo de raíz corrupta en el sistema. Se está iniciando un cambio político en España, está germinando un hartazgo y un hastío tremendo de generaciones, pero la gente ha comprendido por fin que las ideas no se pueden vender en bloques.

¿Y se considera el líder de ella?

No me considero el líder de nada. Yo no soy nadie, pero le pongo cara a ese hartazgo.

¿Y cómo puede ser que una persona sin aparente relevancia política logre movilizar a tantos ciudadanos?

Siendo franco, no tengo ni idea. Esto de aparecer en medio de Madrid con una lona sin avisar a nadie salvo 15 o 20 minutos antes y que se presenten medio millar de personas es algo apabullante. Pero lo mejor es que al día siguiente fueron otros miles de personas y colapsaron la calle porque pensaban que iba a volver. Pero de verdad que no lo adscribo a mi persona, sino al hartazgo que tiene la sociedad del Gobierno y de los partidos políticos que no le están haciendo suficiente oposición.

Sí, pero a los partidos de oposición apenas los ataca.

Bueno… Yo he criticado a Vox cuando dos o tres diputados del parlamento andaluz se saltaron la cuarentena. También al PP cuando no votaron en contra del estado de alarma. Obviamente ataco más a los partidos del Gobierno por dos motivos muy sencillos: porque están en el poder y porque son sociocomunistas.

Al que también ha criticado es a Ciudadanos por su apoyo a la continuidad del estado de alarma, pero ¿no cree que un giro a la izquierda buscando los votos de los descontentos del PSOE es su único salvavidas político?

Sí, totalmente. Pero a los buenos ciudadanos los partidos políticos nos la tienen que traer al pairo. Los partidos son instrumentos, si uno tiene que desaparecer por una decisión que es buena para España debe desaparecer. Las decisiones en política deben ir siempre en búsqueda de lo mejor para el país, no de lo mejor para un chiringuito, para tu partido o para tu interés personal.

¿Se ve en listas en unas futuras elecciones?

Nunca he estado en listas y, de momento, no me veo. Creo que se hace bastante más política desde fuera de las instituciones que desde dentro.

¿Se hace más política como consultor que como político?

Los partidos políticos son aglutinadores de voto y su principal interés es tener el mayor número posible. Con el sistema que tenemos en España de listas cerradas la mejor forma de influir en ellos es conseguir una victoria cultural previa en la sociedad española. Los partidos políticos no tienen diputados, tienen empleados. Si se consigue que se abran las listas y se puedan fiscalizar a nuestros representantes políticos tendremos una democracia de calidad como en Reino Unido o Estados Unidos. En España, daría igual que se presentaran únicamente los líderes de cada partido y que, pasadas las elecciones, eligieran a sus diputados.

Lona desplegada por "Gobierno Dimisión" en Madrid

¿Y qué planes tiene a corto y largo plazo con la plataforma Gobierno Dimisión?

Seguir sorprendiendo a la sociedad española y articulando el hartazgo de las calles. Queremos poner en evidencia el totalitarismo que creemos que representa el actual gobierno de España.

¿Cómo se financian todos los actos que organiza?

Pues al principio totalmente con mi propio dinero. Ahora el 100% de los beneficios que obtenemos de la plataforma va destinado a proveedores y nuevos actos, pero nunca nada de ninguna institución ni partido político. La independencia es esencial.

¿Tiene algún acto previsto a corto plazo?

Un par de ellos, pero no puedo concretar nada que si no intentarán cargárselos. En el momento en que tienes financiación se pueden hacer cosas muy chulas. Lo triste es que estas cosas las tengamos que hacer nosotros. Con lo que cobran en subvenciones los partidos políticos ya podrían hacer una campaña de este estilo.

¿Y qué pretende a largo plazo? ¿Gobierno Dimisión es algo temporal o busca darle una continuidad?

Es una cuestión de ver hasta dónde podemos llegar, pero el objetivo lo tenemos claro: recuperar la democracia en España. Una democracia que no se perdió cuando llegó el actual Gobierno al poder, sino que viene de un sistema pervertido. Le dices a alguien hace 15 años que gente como Irene Montero va a estar en el Gobierno y se echa las manos a la cabeza. Hay algo podrido en la raíz de este sistema político y tiene nombre y apellido: listas cerradas. Es el verdadero cáncer de este país.

Cartel de "Gobierno Dimisión"

¿Ha sufrido amenazas en algún momento?

En Madrid me he mudado dos veces en seis meses. De repente se filtró mi dirección y cada vez que iba a mi casa me encontraba dos charados gritándome. Inseguro no me siento porque no me dan el más mínimo miedo, más bien me da lástima que haya pobres ciudadanos que estén tan intoxicados informativamente por esa masa mediática que tiene tanto poder.

¿Cree que el establishment mediático está dominado por la izquierda?

Es un tema complicado. Ahora mismo está controlado por Prisa, Atresmedia y Mediaset. Pero dependen de bancos, fondos de inversión y grandes empresas que no quieren tanto que gane un partido político u otro, sino que buscan intereses geopolíticos. ¿Por qué la primera reunión de Pedro Sánchez fue con el hijo de George Soros? O, por ejemplo, me gustaría saber cómo es posible que El Mundo despida a Javier Negre por “competencia desleal” cuando tiene un programa de Youtube (Estado de Alarma) que únicamente cuenta con tres o cuatro voluntarios. Obviamente hay una persecución y Javier Negre es víctima de ella. Se trata de un despido ideológico.  

¿Y se considera víctima de esa persecución?

Basta poner mi nombre en Google para ver cuantas noticias salen diciendo que soy ultraderechista, racista, machista y misógino. Hay gente que se cree que meriendo huerfanitos afganos o marroquíes y que por la noche doy latigazos a feministas. Hay personas muy poderosas intentando hundirme. Es normal que muy poca gente da la cara. A mí el único medio que me llama es ElDiario.es y solo me buscan las cosquillas. Desde hace un tiempo lo único que les digo cada vez que me llaman es que mis únicas declaraciones al respecto son: “VENDO OPEL CORSA” (Risas). De hecho, ¿cuántos periodistas críticos con la izquierda salen en televisión? Quitando a dos o tres no hay nadie.

Pero porque tampoco hay televisiones de derechas que los potencien.

Claro. Ese es otro problema que tenemos. ¿Y por qué no lo hay? Son preguntas que la sociedad española debería hacerse.

Un artículo de Alejandro Martí

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad