Agricultor recogiendo frutos.

Agricultores y ganaderos valencianos ya suman 20 millones en pérdidas

La Asociación Valenciana de Agricultores reclama ayudas al Ministerio para hacer frente a la situación

La situación provocada por el COVID19 también golpea al sector agrario valenciano. De hecho, las primeras estimaciones muestran que las pérdidas en la Comunitat ya ascienden a 20 millones de euros. Además, si persisten los problemas de comercialización, los perjuicios pueden ser aún mayores.

Por sectores, el que actualmente contabiliza más pérdidas es el de los viveros, con 10 millones de euros. Le siguen el ovino y caprino y el de las hortalizas, con 5 millones cada uno. Por último, el de las reses bravas ya suma medio millón en daños.

Por ello, la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha remitido un comunicado en el que reclama un plan de auxilio desde el Ministerio de Agricultura. En él, exigen “ayudas que cubran al menos los costes de producción, destinado a paliar los graves perjuicios económicos de los sectores agrícolas y ganaderos castigados por la crisis del Covid-19”.

Asimismo, la Asociación ha pedido la involucración de las cadenas de distribución alimentaria. Más en concreto, se busca una ayuda en tres líneas: “Adquirir con carácter prioritario productos nacionales que están atravesando dificultades extraordinarias, poner en marcha promociones con estos alimentos autóctonos y limitar las importaciones durante estos momentos”.

PECULIARIDADES POR SECTORES

El sector de los viveros (plantas ornamentales y flores) se ve afectado fundamentalmente por la cancelación de pedidos internacionales, que suponen el 75% de su facturación. Además, a ello hay que sumar el cierre del mercado español. Por ello, desde AVA-ASAJA y ASFPLANT (Asociación Profesional de Flores, Plantas y Tecnología Hortícola de la Comunidad Valenciana) buscan que sus productos se incluyan como primera necesidad y así poder comercializarlos.

El sector ovino y caprino está teniendo dificultades en dar salida comercial a su producción por el cierre de la restauración, del turismo y de canales de proximidad, sobre todo los mercados ambulantes. AVA-ASAJA pide a las administraciones la compra masiva de producto y su uso en entes públicos.

En la misma línea, el sector horticultor valenciano también está padeciendo una caída estrepitosa de la demanda por los canales de venta de proximidad. En especial, las hortalizas de temporada como alcachofas y verduras orientales.

Finalmente, los ganaderos de reses bravas no se ven, por el momento, tan afectados como los anteriores. No obstante, el impacto puede ser demoledor puesto que los festejos de ‘bous al carrer’ suponen un 99% de los ingresos anuales y pueden verse suspendidos hasta  2021.

Valarticleviewer.author_info Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad