Sector de la construcción

"El impacto del coronavirus ralentizará de nuevo la construcción"

Para Francisco Zamora (FEVEC), el sector de la construcción ha sido el “olvidado de la economía" desde el fin de la crisis de 2008

El presidente de la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción (FEVEC), Francisco Zamora (València, 1950) ha analizado el sector a través de una entrevista para Economía Digital. Un repaso a la actualidad más inmediata que posiciona a la construcción, de nuevo, en la incertidumbre tras la crisis de 2008.

¿El coronavirus también afecta a la construcción? ¿Tiene estimado el impacto económico que puede generar esta situación?

No, no lo tenemos estimado. Nos encontramos en un punto donde todo el daño que haga el coronavirus se conocerá cuando realmente termine la pandemia. Por supuesto, el panorama puede afectar a los contratos de obra, los cuales en ocasiones se establecen con unas cláusulas de penalización si no se termina el trabajo en el tiempo establecido. Así, se deberá reconsiderar lo planteado porque si se paralizan las obras por una fuerza mayor como el coronavirus, todas aquellas que tengan penalizaciones deberán estudiarse y alargarse. En fin, nos encontramos ante un peso de fuerza mayor, donde se deberán determinar costes y demás consecuencias en función de la temporalidad del problema.

Francisco Zamora FEVEC

Y, ¿cuáles son sus previsiones a medio plazo? ¿Las empresas están teniendo problemas de abastecimiento por las dificultades en China con la enfermedad?

En la construcción somos un sector que dependemos de la economía general, si la economía general se ralentiza, lógicamente, se ralentizará también el sector. Respecto a la segunda pregunta, en estos momentos no, pero si se agrava la situación sí que podría darse el caso.

¿Hasta qué punto ha podido recuperarse el sector de la construcción antes de enfrentarse a la nueva desaceleración?

Desgraciadamente no ha habido tiempo para que el sector de la construcción se recupere. Ahora empezaban a pedirse licencias de obras, pero con el impacto del coronavirus lógicamente se ralentizará de nuevo la construcción. Nos encontramos ante una crisis que afecta a todos los sectores. Esperemos que sea leve y que cuando haya recuperación se acuerden del sector de la construcción, no como en los últimos 10 años donde han pasado de nosotros. Hemos sido los olvidados de la economía, cuando la construcción es un generador de puestos de trabajo, no solamente del sector propiamente dicho sino, en toda la industria auxiliar. Para mí, la construcción es la industria de las industrias.

Y como responsable patronal, ¿cómo valora los cambios legales que plantea el nuevo Gobierno con la reforma laboral?

Nosotros somos un sector que posee unos contratos muy específicos, los contratos de obra, llamados fijos de obra. Respecto a este tipo, creemos que no habrá ninguna modificación. Además, pensamos que todo lo que signifique ‘flexibilidad laboral’ es positivo, tanto para las empresas que puedan adaptarse a sus sistemas productivos como a la demanda y oferta de trabajo que pueda existir.

Francisco Zamora

¿Cómo están repercutiendo otros cambios legislativos en el sector?

De momento, dentro del sector de la construcción, la reforma laboral ha llevado a término el tema de los despidos por baja. Una circunstancia que desconocía dentro del sector. En cualquier caso, con los contratos de fijo de obra o de contratación por obra o servicio, creemos que tenemos cubierto ese tema. En otros aspectos legislativos, todo lo que sea invertir en vivienda y en construcción, en general, consideramos que es bueno para nosotros. También, creíamos que se iba a implantar antes de la crisis del coronavirus la mejora de rehabilitación de edificios y de infraestructuras. De hecho, esperábamos que el gobierno en sus nuevos presupuestos lo implantara, pero ahora estamos pendientes del nuevo escenario que se ha abierto con la crisis sanitaria.

¿Cúal es su valoración respecto a la entrada de fondos de inversión en el negocio inmobiliario?

Como en la Comunitat Valenciana, la mayoría somos PYMES, pequeñas y medianas empresas, consideramos que no necesitaríamos, si hubiera por parte del Estado y las entidades financieras suficiente crédito, que los fondos de inversión funcionaran en nuestro sector. Pero como existe una alta reticencia, por parte de las empresas financieras, en financiar proyectos de construcción, los fondos de inversión, en el tema de la vivienda, lo único que están haciendo es monopolizar los precios. Precios de viviendas que las PYMES podrían mejorar.

Asamblea FEVEC

La actualidad corre, pero una vez superada la incertidumbre sobre la fecha del Brexit, ¿cree que ya ha afectado todo lo que tenía que afectar a la demanda inmobiliaria?

El Brexit ha hecho mucho daño, sobre todo en zonas turísticas, porque el mercado inglés se ha visto en estos momentos bastante paralizado. Por ello, veremos qué ocurre al final en cuanto a la residencia de extranjeros en España, en este caso, de Inglaterra, qué permisos de vivienda podrán tener aquí, sí deberán ser especiales... La situación es que a los ingleses, la mayoría personas mayores, les apetece vivir en la costa por factores como la temperatura. Un factor que suma nuevas formas como el teletrabajo, poder trabajar para Inglaterra con mejores condiciones y un buen clima. Aunque de momento, repito, ha habido un frenazo.

En relación a la situación catalana, ¿considera que sigue repercutiendo en la Comunitat, tres años después de la fuga de empresas del 1 de octubre de 2017?

Espero que la solución catalana termine en un buen acuerdo. Antes del coronavirus, se iniciaron conversaciones para conseguir la estabilidad porque es lo bueno para todos, también para Cataluña. Ahora, el problema prioritario en nuestra sociedad es el sanitario. Cuando se solucione, espero que nos haya servido para hacer piña y entendamos que unidos somos fuertes y podemos mejorar. Una situación que nos sirva de reflexión para darnos cuenta de que lo importante es la unión, remar todos en un mismo sentido para que la economía sea útil para que la gente viva mejor.

El Puerto de Valencia es una de las principales infraestructuras de la Comunitat. ¿Cómo valora las tensiones y polémicas que están rodeando su proyecto de ampliación? ¿Es más partidario de alguna de las alternativas?

Nosotros somos defensores de la ampliación del puerto, incluyendo las medidas que cuiden el medio ambiente. En sí, creemos que cualquier construcción se puede llevar a cabo sin perjudicar al medio ambiente. Siempre debemos crear proyectos respetuosos con la naturaleza porque poseemos medios técnicos y humanos, además de materiales para conseguirlo.

Así, el puerto económicamente es importante para València, de hecho, sitúa a la ciudad en el mundo y, su ampliación daría puestos de trabajo. En cambio, si no se ampliara puede que se desvíen mercancías y negocios a otros puertos.

También somos defensores tanto del corredor mediterráneo como del cantábrico porque si el puerto crece, gracias a esas conexiones se le dará a Valencia una importancia logística y de establecimiento de empresas.

Valarticleviewer.author_info Fátima Cremades

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad