Imagen de archivo de mascarillas para el Covid-19

Sanitat pone en riesgo a los sanitarios valencianos

Sanitat se retrasa en la realización de pruebas PCR a los sanitarios expuestos al coronavirus por el uso de mascarillas defectuosas del Gobierno de Sánchez

El Ministerio de Sanidad repartió a distintos departamentos de la Comunidad Valenciana hasta 1.063 mascarillas defectuosas. Una negligencia que aumenta su gravedad cuando la Conselleria de Sanitat permite trabajar a los sanitarios que las han estado utilizando mientras atendían a pacientes con coronavirus. A día de hoy, las pruebas PCR no se han realizado a todos los sanitarios en riesgo.

La consellera de Sanitat, Ana Barceló, ha justificado que no ha sido necesario apartar a ningún profesional, ya que las pruebas realizadas hasta el momento han resultado negativas. En total se han realizado hasta 200 pruebas y durante la jornada de hoy seguirán los PCR. “En la mayoría de los hospitales ya tenemos la relación del personal que ha usado esas mascarillas, en algunos ya se han hecho las PCR y en otros se harán estos días, probablemente mañana o pasado, para que podamos tener toda la información de cuál es el resultado y a cuántos profesionales ha podido afectar", ha explicado.

A pesar de las justificaciones, el sindicato CSIF ha exigido a la Conselleria de Sanitat que “localice de inmediato todas las mascarillas defectuosas en los diferentes departamentos de salud donde las haya distribuido, que aísle al personal que las ha utilizado y que le realice pruebas PCR para detectar posibles contagios de Covid-19”, han destacado en un comunicado oficial.

Además, en el mismo comunicado, han reclamado la retirada de otras mascarillas defectuosas procedentes de Brasil. En concreto, CSIF ha informado que dichas mascarillas, adquiridas por la central de compras de la Generalitat, no están homologadas ni por normativa europea ni por la FDA. “CSIF ha detectado la entrega de mascarillas brasileñas no homologadas por normativa europea ni por la FDA en el departamento Doctor Peset, en Valencia; y en centros de salud de Castellón”, ha subrayado el sindicato.

La central sindical considera que “por parte de las autoridades sanitarias existe falta de previsión e improvisación, ya que han puesto en riesgo la salud de los trabajadores sanitarios al proporcionarles unas mascarillas que no realizaban su función de protección frente al Covid-19”.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus en la Comunidad Valenciana, Sanitat ha contabilizado 1.635 casos positivos en profesionales sanitarios, 800 activos en este momento.

Valarticleviewer.author_info Fátima Cremades

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad