Una enfermera en una unidad de cuidados intensivos. EFE/Marcial Guillén/Archivo

La presión de las UCI se dispara al 30% en la C. Valenciana

El Ministerio de Sanidad contabiliza 312 pacientes graves de coronavirus en las UCI de la Comunidad Valenciana

La acumulación de pacientes graves de coronavirus ha tensado la cuerda en los principales hospitales de la Comunidad Valenciana. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) han alcanzado ya una ocupación del 30% por pacientes de Covid-19. Una escalada constante durante las últimas dos semanas que ha disparado las alarmas en la Generalitat.

La Comunidad Valenciana ha dejado de ser una de las regiones con menor saturación de sus servicios sanitarios tras experimentar un fuerte crecimiento en los últimos 14 días que le ha colocado ya al borde de la media española. Mientras otras regiones han comenzado a remitir sus casos, sus números no paran de crecer.

El último boletín epidemiológico del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias reveló que hay 312 enfermos con un cuadro grave en las UCI de la comunidad autónoma, lo que representa un 30,8 % de las camas disponibles. Son ocho puntos porcentuales más que hace 14 días cuando solo había 224 pacientes ingresados en estas áreas.

La presión asistencial no solo se ha notado en estas unidades, los médicos y enfermeros de planta también han tenido que hacer frente a un incremento en el volumen de pacientes. En dos semanas. El último informe notificó un total de 1.787 personas ingresadas por Covid-19, lo que supone el 15,6% de las plazas disponibles. Hace dos semanas eran 1.441 (12,6%).

Ximo Puig prolonga las restricciones del coronavirus

La evolución epidemiológica ha obligado al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, a prolongar hasta el próximo 9 de diciembre las principales medidas restrictivas para frenar el coronavirus. Las fronteras de la región permanecerán cerradas durante al menos tres semanas más para evitar los contactos con personas de otras autonomías.

El toque de queda, la prohibición de ocio nocturno, la restricción de los aforos en los establecimientos o la limitación de las reuniones sociales a un máximo de seis personas son el resto de medidas que se prorrogarán. El objetivo es poder medir su eficacia en un plazo más amplio de tiempo para tomar decisiones antes de la Navidad.

La Comunidad Valenciana mantiene un ritmo bajo de contagios

Paradójicamente, el crecimiento de la presión asistencial en los hospitales no ha venido acompañada de un incremento notable del ritmo de contagios. La Comunidad Valenciana registró en el último informe epidemiológico una incidencia acumulada de 295 casos por cada 100.000 habitantes. Son 45 puntos más que hace dos semanas.

El dato supera el umbral de riesgo extremo establecido por el Ministerio de Sanidad pero se queda a mucha distancia de la media nacional que contabiliza un ritmo de contagios de 465 positivos por cada 100.000 personas. Sin embargo, mientras que los registros nacionales van reduciéndose, el de la Comunidad de Valencia no para de crecer.

El ritmo de contagios en comparación con ocupación revela las deficiencias del sistema de salud de la Comunidad de Valencia. Galicia comparte el mismo dato de incidencia acumulada del coronavirus, sin embargo la ocupación de las UCI es de apenas el 15%. La mitad que la Comunidad Valenciana.

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad