Área quirúrgica del Hospital 9 de Octubre de Valencia, habilitada como UCI desde el decreto de estado de alarma.

La gestión de Sanidad durante la pandemia daña a la sanidad privada

La sanidad privada afirma que todas sus áreas asistenciales se han visto afectadas y solicita “con urgencia” abordar la situación con Barceló

El 25% de los pacientes diagnosticados o con sospecha de coronavirus, en total, 1.296 personas, y el 20% (136) de los ingresados en UCI de la Comunitat Valenciana fueron tratados en hospitales privados. Un factor que junto a la suspensión de su actividad durante un mes, dejando sin uso sus recursos y asumiendo un sacrificio económico que superó el 8% de sus ingresos anuales, ha provocado un descenso de la actividad ordinaria en áreas asistencias como las intervenciones quirúrgicas, las pruebas diagnosticas o los ingresos hospitalarios.

Según datos facilitados por la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), en la Comunitat se han reducido las intervenciones quirúrgicas un 74%, las pruebas diagnósticas un 63%, las urgencias un 68%, las consultas un 70%, los ingresos hospitalarios un 63%, las determinaciones de laboratorio un 60% y los ingresos UCI un 43%.

Un panorama grave para la sanidad privada que ha solicitado una reunión con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, para abordar "con urgencia" la situación del sector y negociar las compensaciones del fondo sanitario.

Asimismo, cabe destacar que los hospitales privados contabilizados en el estudio de ASPE (14 centros) han realizado una inversión superior a los 540.000 euros. En porcentajes, el 43% de las inversiones realizadas corresponde a compra de respiradores, el 31% a compra de equipamiento, el 10% a la adecuación de espacios para adaptar las instalaciones a las nuevas necesidades y el 16% restante a otras inversiones.

CIERRE DE CENTROS PRIVADOS

La Asociación ha reivindicado a Pedro Sánchez el papel que ha tenido la sanidad privada en la pandemia provocada por el COVID 19. De hecho, avisa que 2.400 centros sanitarios sin internamiento se verán abocados a cerrar. "El sector se muestra enormemente preocupado ante el riesgo, ya anunciado hace semanas, de quiebra asistencial y financiera y denuncia el abandono del Gobierno actual a un sector que da trabajo a 266.000 personas y representa el 3,4 por ciento del PIB”, ha manifestado la entidad.

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad