Joan Ribó, alcalde del Ajuntament de València

El Ayuntamiento de València recorta su deuda hasta los 370 millones

Ribó celebra la ejecución de 318 millones de euros de inversión en los últimos cuatro años

El actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de València ha reducido la deuda global del consistorio hasta los 370’8 millones, un 53% menos que hace cuatro años donde ascendía a los 784’7 millones de euros. “Aquello que parecía ingobernable económicamente lo hemos enderezado”, ha asegurado Joan Ribó, alcalde del Ayuntamiento de València. Actualmente, la deuda supone un 42% del presupuesto municipal.

En cuanto al balance presupuestario, Ribó ha adelantado que, durante los cuatro últimos años, se han ejecutado 318’5 millones de euros de inversión. Además, ha señalado que la consolidación de unos 72 millones en inversiones ejecutadas ha sido durante 2019, dato que ha respaldado con los ejercicios de 2012 (60 millones de inversión ejecutada), 2013 (35 millones), 2014 (52 millones) y 2015 (62 millones en un año a caballo entre dos gobiernos municipales diferentes para ser año electoral).

En esta misma línea, el concejal de Hacienda, Ramon Vilar, ha añadido que “hay que destacar la existencia de fondos europeos y de carácter estatal en el capítulo de inversiones, de una gestión más compleja, pero que sumarán en la mejora de servicios e infraestructuras para la ciudadanía”.

Ejecución de las cuentas

El presupuesto municipal se ha ejecutado globalmente en un 85%, hasta llegar a los 864 millones de euros en el conjunto de capítulos presupuestarios: “un balance satisfactorio para las cuentas del Ayuntamiento, que el año pasado contaba con un presupuesto histórico de mil millones de euros”, ha afirmado Ribó.

Así, a la ciudad de València corresponden 71’8 millones en la ejecución de inversiones, ascendiendo a 57,7 millones el remanente de tesorería para gastos generales y obteniendo un resultado presupuestario (derechos reconocidos netos menos obligaciones reconocidas netas) de 72,3 millones de euros. "Estos resultados se deben a una gestión buena, eficaz y eficiente, puesto que el Gobierno local ha gestionado con responsabilidad el dinero de los valencianos y las valencianas", ha definido Vilar.

9’5 millones en inspecciones de tributos

A partir de las olvidadas inspecciones de tributos en gobiernos anteriores, el Ayuntamiento ha obtenido una cantidad de 9’5 millones de euros en 2019, casi un millón de euros más que el año pasado. “València ya no es lo semi-paraíso fiscal en el cual se convirtió con el anterior gobierno; ahora los defraudadores ya no lo tienen fácil”, ha señalado el alcalde.

En 2017 se puso en marcha la inspección del Impuesto sobre Actividades Económicas (aplicable sobre las empresas con más de 1 millón de euros de facturación), así como la inspección al Impuesto de Construcciones (ICIO), “que nunca se había inspeccionado en este Ayuntamiento hasta el cambio de gobierno municipal de progreso”, ha añadido Ribó.

Para el alcalde y el concejal de Hacienda, “la inspección ha sido positiva durante estos años”, puesto que solo en 2019 se han hecho 4.350 inspecciones

Valarticleviewer.author_info Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad