Vista del escaparate de una tienda que anuncia rebajas de invierno de hasta el 50 por ciento, en el centro de Madrid. EFE

El Gobierno rectifica y sigue las recomendaciones de los comerciantes

Los comerciantes aplauden la modificación del Gobierno con las rebajas y exigen diálogo “con el sector a fin de que se tomen las decisiones adecuadas”

El pasado viernes, la Confederació del Comerç, Servicis i Autònoms de la Comunitat Valenciana, Confecomerç CV, mostraba su indignación ante la medida del Gobierno de prohibir las rebajas en las tiendas físicas. Tres días después, el Gobierno de Pedro Sánchez permite las rebajas desde este lunes, incluso en los lugares que aún siguen en la Fase 0 de la desescalada, siempre, eso sí, que no generen aglomeraciones.

“La rectificación por parte del Gobierno pone de relieve la imperiosa necesidad de que el ejecutivo escuche al sector, previamente a adoptar cualquier decisión que pueda afectar directamente a las empresas del pequeño comercio, que representan el 13% del PIB y el 17% del empleo, a fin de que se tomen las medidas correctas en el camino hacia la senda de la recuperación económica”, ha explicado el presidente de Confecomerç CV, Rafael Torres.

Además, el Ejecutivo permitirá la apertura de comercios de más de 400 m2, lo que permitirá a establecimientos del mueble o de electrodomésticos poder abrir, acotando el espacio. Asimismo, únicamente se permitirá el 30% del aforo, distancia mínima de dos metros entre clientes o solo una persona dentro y horario de atención prioritario para mayores de 65 años.

ADMINITRACIONES DE LOTERÍA, MERCADILLOS Y PARKINGS

En la fase 1, puede abrir todas las Administraciones de Lotería, a excepción de las ubicadas en centros comerciales y sin acceso independiente.

Por otra parte, los Ayuntamientos decidirán la vuelta de los mercadillos al aire libre. Sin embargo, los puestos relacionados con la actividad alimentaria y de primera necesidad tendrán prioridad sobre los otros puestos. Y es que, a raíz de los requisitos de distanciamiento entre cada punto de venta, se establece una limitación al 25% de los puestos habituales o autorizados y una afluencia inferior a un tercio del aforo habitual. Por lo tanto, algunos comerciantes no podrán volver aun a la actividad.

En cuanto a los establecimientos que dispongan de aparcamientos propios para sus empleados y clientes, cuando el acceso a las instalaciones, los lectores de tickets y tarjetas de empleados no pudiera realizarse de manera automática sin contacto, este será sustituido por un control manual y continuo por parte del personal de seguridad para controlar el aforo.

Valarticleviewer.author_info Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad