Los trabajadores de los salones de juego estallan contra el Botànic

El Botànic pisotea al sector hostelero con la nueva Ley del Juego

La nueva Ley del Juego se aprobará en las Cortes Valencianas el próximo 25 de mayo, fecha de cierre definitivo para miles de establecimientos

La crisis económica derivada del coronavirus ha supuesto un duro golpe para la economía de miles de negocios dedicados a la hostelería. Ahora, cuando se ha iniciado el proceso de recuperación, el Botànic ha retomado la nueva Ley del Juego que supondrá “la retirada de todas las máquinas de bares y restaurantes y su sustitución por otras que dispongan de un control remoto de activación”, señala Fidel Molina, líder de la plataforma SOS Hostelería.

De esta forma, la compra de las nuevas máquinas supondrá un gasto extra que aumenta de forma exponencial la deuda perpetrada por el cierre obligado durante el confinamiento. Al precio se une otro factor, el tiempo. Y es que el proceso de la instalación de las nuevas máquinas supone varios meses hasta el cambio definitivo y su respectiva homologación.

Por lo tanto, los ingresos generados por las máquinas y destinados al mantenimiento del local quedarán suspendidos. “Si además tenemos que renunciar a los ingresos adicionales que nos llegan por las máquinas, lo único que vamos a poder hacer es cerrar definitivamente nuestros negocios”, sentencia Molina.

Así, entidades como CONHOSTUR y sindicatos como UGT se han unido a la causa y han pedido también la paralización de la Ley del Juego de la Comunidad Valenciana ante la grave situación económica y de empleo que puede generar su aprobación.

ANUCIO DEL CIERRE

Una imagen vale más que mil palabras y SOS Hostelería ha creado un perfil en la red social de Instagram para mostrar esta realidad. De hecho, en menos de 24 horas han subido más de 150 fotografías de bares y restaurantes de la Comunidad Valenciana que han colgado el cartel de la campaña: “Desde el 15 de marzo CERRADO por Coronavirus... A partir del 25 de mayo, CERRADO por la Ley del Juego”.

VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS

Además, Fidel Molina advierte que la ley “puede vulnerar el Reglamento Europeo de Protección de Datos al facultar a los camareros de los locales a tener acceso a los datos personales de salud de sus clientes”. Por lo tanto, los clientes que quieran jugar en estas máquinas tendrán que identificarse ante el camarero del local que, a su vez, deberá comprobar si está inscrito, o no, en el registro de personas que tienen prohibido su acceso a salones de juego, casinos y bingos.

“La LOPD y el reglamento europeo de protección de datos es muy claro al respecto y no me parece que sea muy legal que todos los camareros de la Comunidad Valenciana puedan acceder libremente a este registro”, manifiesta Molina.

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad