Pleno de Les Corts Valencianes. Foto. Inma Caballer.

El Botànic busca otra vez rebajar la barrera electoral del 3%

Cs condiciona su apoyo a que sea proporcional y el PP rechaza entrar en su "juego del reparto de sillones"

Los partidos del gobierno del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) han presentado en Les Corts Valencianes un nuevo proyecto de ley electoral valenciana con una rebaja de la barrera del 5 al 3% con el objetivo de que más partidos puedan entrar en el parlamento, junto a novedades como el voto preferencial o las listas desbloqueables por los ciudadanos y paritarias 'cremallera' para garantizar que haya un mínimo de un 50% de mujeres. Esta es la segunda vez que se intenta rebajar la barrera electoral tras la propuesta presentada la psada legislatura y que no consiguió la mayoría cualificada sufiente para su aprobación.

El listón más duro

El nuevo proyecto del Botànic establece de nuevo la rebaja de la barrera electoral al 3% para que puedan entrar al parlamento partidos que hasta ahora no podían a pesar de contar con miles de votos. Es el listón "más duro" de España a excepción del de Canarias y consistiría en reducirlo al 3% de votos válidos (sin contar los nulos) a nivel de circunscripción y en el conjunto de la Comunitat. Con estos planteamientos, la ley electoral valenciana sería "la más moderna de España" y más representativa de lo que votan los valencianos, según han destacado los síndics de los tres grupos antes de registrar la propuesta.

Sin embargo, para que salga adelante esta iniciativa se necesita la mayoría de tres quintas partes de la cámara (66 diputados), algo que fue imposible la pasada legislatura por el rechazo de Ciudadanos que ha valorado como decpecionante la propuesta presentada en Les Corts. "Había contactos para presentar una ley de consenso y hoy hemos desayunado con esta propuesta", ha criticado la portavoz adjunta, Ruth Merino, para garantizar que su postura será la misma de la pasada legislatura si no hay cambios.

Desde el PP, su portavoz adjunta, Eva Ortiz, ha afirmado que  "no va a entrar en este juego, lo tenemos muy claro", ya que da la sensación de que "quieren cambiar los sillones para mantener los 330 asesores, 23 de ellos en Presidencia, y suma y sigue". Además, ha recordado que en crisis sanitaria estos cambios no son una prioridad para la sociedad.

Por tro lado, Manolo Mata (PSPV) ha negado reticencias entre sus compañeros y ha asegurado que se podría aprobar sin problemas con el apoyo de Ciudadanos, "que ha evolucionado para bien", e "incluso" del PP. "Estamos dispuestos a hablar de todo y a hacer las modificaciones necesarias para que todo el mundo esté cómodo" porque no cree que haya líneas rojas. Febrero o marzo son los meses en los que ha confiado que pueda estar lista, "lo más pronto posible".

Personalizar el voto

Por otro lado, el proyecto apuesta porque la Comunitat sea la primera autonomía que permita a los electores personalizar su voto. Continuarían escogiendo la candidatura de un único partido, pero tendrían la posibilidad de expresar su preferencia por un máximo de tres candidatos de esa lista a través de un voto categórico (con una cruz), excepto los 'números uno' y los suplentes.

Así podrían subir de posición los candidatos que cuenten con votos preferenciales que supongan el 10% del total de los válidos obtenidos por su candidatura en la circunscripción. Eso sí, si los electores no quieren elegir preferencia, el voto a la candidatura continuaría siendo válido.

Uno de los aspectos más destacada por los tres partidos es la paridad en las listas, ya que la actual ley no cuenta con ninguna medida de igualdad. Su propuesta pasa porque las candidaturas estén integradas como mínimo por un 50% de mujeres, respetándolo en cada tramo de dos candidatos (el primero y el segundo tendrían que ser hombre y mujer o mujer y hombre, pero el segundo y el tercero pueden ser dos mujeres u hombres si se va alternando, y así sucesivamente).

El Botànic quiere que se blinde esta proporción incluso con el voto preferencial, para lo que los candidatos del mismo sexo solo podrían ocupar la posición de otro del mismo sexo. A efectos de ley, se consideraría válida la identidad de sexos expresada por la ley de 2017 de la Generalitat de reconocimiento a la expresión de género. También se contemplaría la paridad en la composición de la Junta Electoral Valenciana.

Incompatibilidades

En materia de incompatibilidades, el proyecto establece que no podrán ser diputados de Les Corts los miembros del Consell, corporaciones locales, presidencia o dirección general de alguna caja de ahorros o titulares de autoridades portuarias por nombramiento del gobierno valenciano.

Por otro lado, la ley preve un incrementeo del 5% en el importe de la subvención electoral para candidaturas que acrediten la elección de los candidatos por primarias, siempre que sea democrático y mediante voto directo.

También se establece la obligatoriedad de celebrar debates en la televisión pública valenciana, À Punt, en horario de máxima audiencia, con la participación de todos los partidos que hayan logrado al menos el 3%. La publicidad electoral se repartiría de forma proporcional en los medios de comunicación públicas, garantizando cinco minutos para cada partido sin representación.

A nivel medioambiental, la ley prevé el envío centralizado de papeletas y publicidad para ahorrar dinero y contaminar menos, siempre en elecciones a Les Corts no coincidentes con otras para evitar un doble gasto. También apuesta por garantizar el voto de los valencianos en el extranjero, facilitándoles la documentación necesaria en formato electrónico. Finalmente, se adaptaría al Estatut d'Autonomia de 2006 al regular la disolución avanzada de Corts y las denominaciones estatutarias.

 

Un artículo de Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad