La solidez de las empresas familiares valencianas ante la crisis

La solidez de las empresas familiares valencianas ante la crisis

Un 83,2% del empleo de las empresas familiares valencianas del comercio se concentra en compañías con gran solidez

El ‘Observatorio sobre Gobierno, Estrategia y Competitividad de las Empresas (GECE)’, impulsado por Bankia y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), ha realizado un análisis comparado por sectores de la contribución de las empresas familiares al empleo y al valor añadido.

En este, se muestra que un 83,2% del empleo de las empresas familiares en la Comunidad Valenciana dedicadas al comercio se concentra en compañías con posiciones altamente competitivas lo que les puede permitir afrontar mejor la situación actual generada ante la crisis de la COVID19.

Estas son las empresas que se clasifican como empresas sólidas o superiores en el índice de competitividad GECE y que sitúan el nivel de competitividad de las empresas familiares valencianas en una posición próxima al promedio nacional. 

REALIDAD POR SECTORES

En primer lugar, comercio y reparación e industria manufacturera son los sectores en los que las empresas familiares valencianas tienen una presencia más relevante, ya que concentran casi el 75% del valor añadido generado por el total de las empresas familiares de la región.

Por otra parte, los sectores de educación, sanidad, el sector financiero y hostelería suelen congregar unos niveles de competitividad por encima de un 50%. Por ello, se les incluye en el grupo de las sólidas y superiores.

Además, aunque la crisis les afectará de forma diferente, educación y sanidad también acumulan porcentajes muy altos de empleo (por encima del 68%) y valor añadido generado (superior al 76%).

Por contra, el sector de la construcción y el de información y comunicaciones tienen una menor proporción de empleo generado por empresas familiares valenciano. Asimismo, cuentan con porcentajes más bajos de empresas entre los grupos de competitividad superior, con 23,2% y 20,7%, respectivamente.

Aún así, este último sector se verá beneficiado por la crisis debido a que le va a permitir ahondar en nuevas oportunidades para crecer y mejorar la competitividad. Mientras, el impacto en la construcción se prevé muy negativo por el enfriamiento del mercado.

Valarticleviewer.author_info Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad