Una trabajadora de la zapatera For Shoes de San Vicente del Raspeig cose unas mascarillas.

La reconversión solidaria de la industria valenciana por el COVID-19

Marcarillas con diseños de Francis Montesinos, artistas falleros que hacen equipos de protección o plataformas de crowdfunding que buscan soluciones

La emergencia sanitaria que ha acompañado a la pandemia por el coronavirus ha llevado a decenas de empresas y entidades valencianas a arrimar el hombro, cambiando su actividad habitual para ponerla al servicio de las necesidades que percibían y sin seguir ningún llamamiento de las autoridades, que ni siquiera han contribuido a la coordinación de esta ola de solidaridad.

En algunos casos se da la paradoja de que el fin de la empresa también se ha visto truncado por la situación. Ese es el caso de la empresa valenciana Carrozas Sánchez, en la que el artista fallero Rafa Sánchez, tercera generación de esta compañía familiar ha aportado las impresoras 3D de su taller al movimiento 'coronavirus makers', la red colaborativa que une a miles de personas en toda España en la fabricación de equipos de protección para el personal sanitario que trabaja en primera línea para controlar la pandemia de Covid-19.

Rafael Sánchez, junto a su hermana Iris, lleva una semana trabajando para contribuir a paliar la escasez de material, como mascarillas y otros elementos de protección para los empleados del sector sociosanitario. "Cuando vimos el llamamiento realizado a las personas con impresoras 3D, me di cuenta de que con mis 16 máquinas podía aportar mucho". El objetivo, afirma, "ayudar a proporcionar recursos a la gente que cada día se juega la vida por salvar las nuestras", como compartió el Centro Asociado de la UNED en Valencia, donde el joven estudia actualmente Historia del Arte.

Con esta intención, durante los primeros días reconvirtió su taller fallero en una 'fábrica' de viseras que después se acoplan a una parte plástica para ser utilizadas como mascarillas. En las últimas jornadas, y para evitar desplazamientos y cumplir estrictamente con la medida de confinamiento, Rafa Sánchez ha trasladado ocho de las impresoras a su casa con el fin de poder seguir trabajando desde allí.

Rafael Sánchez, de Carrozas Sánchez.

MASCARILLAS ‘FASHION’

En La Pobla de Vallbona, Aznar Textil se ha puesto a diseñar y producir mascarillas con resto de telas de su almacén, entre las que ha rescatado tejido de 19 hilos para sábanas diseñadas por el modisto valenciano Francis Montesinos. Esta serie de productos lleva imágenes de Cupido y fue bautizada como “las sábanas del amor” por el propio artista y parece un giro caprichoso de la vida que hayan tenido este destino, como señala la periodista Begoña Clérigues en redes sociales.

Vayoil Textil, fabricante de textiles para hostelería, donará más de 5.000 mascarillas de tela a policías, hospitales, ayuntamientos y otros colectivos que trabajan de cara al público durante la pandemia del coronavirus. De momento, los primeros beneficiarios con 2.000 mascarillas son la Policía Local de València, los ayuntamientos de Torrent y Albal, varios hospitales como la clínica Quirón, el Hospital Peset, una residencia de Albal y retenes de la Guardia Civil. El resto de la primera partida se repartió durante la primera semana de estado de alarma.

Paralelamente, Voyail hace frente a pedidos de clínicas y hospitales privados que solicitan sábanas para camas y camillas, protectores de colchón, paños, para quirófano, fundas de almohadas y mantas todo fabricado con material propio. Tiene 25 años y su sede está en el parque tecnológico de Ontinyent (Valencia).

En la misma línea, la plataforma valenciana de crowdfunding para proyectos medioambientales Lateuaterra.com cambia su línea de actividad busca proyectos para combatir el coronavirus y acogerá y dará soporte a iniciativas, no solo ecológicas, sino sanitarias, hospitalarias, tecnológicas y, en definitiva, todas aquellas propuestas que busquen mejorar el estado de la ciudadanía en estos momentos de confinamiento.

"La irrupción del coronavirus ha cambiado el escenario mundial. Existen nuevas necesidades sanitarias, pero también sociales y económicas, que reclaman nuestra atención. A veces la respuesta de la Administración llega tarde y es la ciudadanía, las ONG o las empresas las que desarrollan proyectos para darles cobertura. Si requieren financiación, pueden lanzar una campaña de crowdfunding en nuestra plataforma", explica Belén Vázquez, fundadora de lateuaterra.

LA AUTOMOCIÓN SE UNE

Hasta seis empresas asociadas del clúster de la automoción en la Comunitat Valenciana (AVIA) han puesto a disposición del Ministerio de Industria y del Ministerio de Sanidad sus instalaciones y líneas de producción para la fabricación de respiradores y mascarillas. DID Automation, Mipesa, Tetra Proyectos, Somtech, CLR y SRG Global quieren participar de este modo en la lucha contra el coronavirus.

De un lado, Mipesa, empresa de mecanizados y con una larga trayectoria en la fabricación de productos para el sector sanitario, ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias sus líneas de producción. En este sentido, su director de marketing y comunicaciones, Alberto Llopis, ha explicado que "ya se ha puesto en contacto con nosotros una empresa que nos ha solicitado 4.000 conjuntos de componentes para respiradores. Pero nuestra capacidad es mucho mayor porque estaríamos dispuestos a poner todas nuestras líneas y capacidad a disposición de la fabricación de dispositivos médicos de primera necesidad", ha ofrecido.

Instalación de automoción en Almussafes.

Según Llopis, Mipesa podría fabricar tanto en metal o plástico, el respirador completo o alguna de sus piezas. "Lo único que necesitamos es que nos manden los planos, ya que nosotros somos una empresa de subcontratación y no tenemos departamento de diseño", ha dicho.

Los planos son también la demanda que realiza José Luis López, director comercial y gerente de DID Automation. Esta empresa dispone de dos impresoras 3D de cuya existencia ya han informado al Ministerio de Industria tras el llamamiento que ha realizado para conocer la capacidad de fabricación que podrían tener con estos dispositivos.

López ha confirmado que pueden fabricar partes o el respirador completo siempre que les envíen los planos validados y una planificación de todo el trabajo que tienen que realizar. "Lo que no podemos hacer es ponernos a imprimir, a gastar material y tiempo, y que no tengamos unos planos validados". No obstante, ha señalado que ahora "lo importante es ayudar y ponernos cuanto antes a fabricar cosas válidas".

INGENIERÍA COMPROMETIDA

Tetra Proyectos, por su parte, ha puesto a disposición de las autoridades dos impresoras 3D y material para ponerlas en marcha y fabricar piezas. Como en el resto de empresas, su responsable, Ramón Yuste, reconoce que "necesitamos los ficheros de las piezas y unas especificaciones para fabricarlas. Estamos dispuestos a que las impresoras no paren", ha subrayado.

El departamento de ingeniería de Tetra Proyectos diseña y construye piezas con Impresoras 3D de ahí que sus responsables apuesten porque "podamos modificar y montar subconjuntos si tenemos un asesoramiento por parte de expertos en la materia. Lo importante es ayudar en la medida de nuestras posibilidades y contribuir a la guerra contra el 'bicho'", ha remarcado.

Por otro lado, la empresa de ingeniería y fabricación Somtech ha puesto a disposición del Hospital General de Valencia una impresora 3D para la fabricación de las pantallas protectoras de uso hospitalario. La empresa se encarga de fabricar unas 30 unidades al día de pantallas.

Según Mario Serrano, director comercial de la firma "se pusieron en contacto con nosotros desde el hospital y teníamos material para fabricar, así que nos hemos puesto a ello". Somtech está enviando de manera gratuita todo este material para uso de los profesionales del Hospital General.

También CLR, empresa ubicada en Ibi dedicada a la fabricación de motorreductores, se ha ofrecido a la Dirección General de Industria a proporcionar actuadores electromecánicos --motorreductores-- que se pueden incorporar a los respiradores, así como sus instalaciones. Así, Xavier Gisbert, director general de la empresa, se ha puesto "a disposición de las autoridades, sean sanitarias o industriales nuestro conocimiento y nuestra experiencia, pero sí necesitamos que haya una centralización de demandas para que no se dispersen los esfuerzos que todos estamos haciendo". Por su parte, SRG Global también ha ofrecido sus instalaciones para "todo aquello que las autoridades consideren", han apuntado desde la compañía.

BOTAS PARA LA UME

Además, la empresa zapatera Panter está elaborando mascarillas preparadas para uso sanitario que serán entregadas al Hospital Vega Baja así como a otros centros sanitarios que lo precisen. La labor la realizan las aparadoras que trabajan en fábrica y parte de los materiales utilizados han sido donados por otras firmas de la provincia, previo acuerdo con las autoridades sanitarias para garantizar la efectividad de las mismas.

Esta iniciativa toma el relevo de una cadena solidaria de producción de mascarillas para los hospitales de la provincia ante la crisis del coronavirus que se inició en Elda, Petrer, y Elche para ayudar a paliar su preocupante escasez en hospitales, centros de salud, residencias, etc.

Equipo de desinfección.

En su oficio, pero de forma altruista, Panter ha donado 1.300 pares de botas a la Unidad Militar de Emergencia (UME) para facilitar sus trabajos en el marco de la pandemia por coronavirus. El fabricante de calzado de seguridad, con sede en Callosa de Segura (Alicante), ha entregado botas de última teconología antibacteriana para las labores de limpieza y desinfección de espacios públicos, centros de salud, residencias de ancianos, estaciones entre otras instalaciones.

La empresa Panter es proveedora de diferentes tipos de calzado para el Ministerio de Defensa desde hace más de 25 años. La familia Pajares-Salinas, propietarios de la firma, ha explicado que la donación responde a la complicada situación en la que es "de urgencia" proteger a la población y a los profesionales que se están exponiendo día a día.

DE ADHESIVOS A GUANTES

Por su parte, la empresa valenciana Miarco, especializada en la fabricación de cintas y soluciones adhesivas para el sector industrial, profesional y de bricolaje, ha donado a las autoridades sanitarias mascarillas y guantes que se han distribuido en dos hospitales de la ciudad de València, el Arnau de Vilanova y el General. En concreto, ha facilitado 125.000 guantes de nitrilo y 12.000 mascarillas.

La empresa, con sede en Valencia, cuenta con un equipo de más de 170 profesionales repartidos entre sus centros de producción ubicados en Valencia y en sus tres filiales comerciales en Marruecos, Portugal y Shanghai.

La empresa valenciana Talleres Xúquer de Carcaixent (Valencia), especializada en la producción de artículos realizados con fibra de vidrio también se a reconvertido. Así lo ha precisado Víctor Bosca, gerente de la empresa en declaraciones a Europa Press Televisión, quien desde el pasado jueves vio la necesidad de aportar sus conocimientos y maquinaria para la creación de materiales que puedan prevenir contagios del Covid-19 entre los profesionales de la Sanidad.

Desde que empezaron el sábado de la pasada semana en la industrialización de estos protectores, con la ayuda de los trabajadores voluntarios de la empresa, han distribuido hasta 400 protectores entre el Hospital Universitario de La Ribera (Alcira) y el Hospital General de Requena, y para este lunes esperan tener listas de 380 a 400 unidades.

Su iniciativa está siendo secundada por varias empresas próximas que se han interesado por la forma de producción que han iniciado en Talleres Xúquer. Proveedores y entidades públicas también han ofrecido su disponibilidad para cederles materias primas con las que poder desarrollar estas pantallas protectoras.

Mujeres cosiendo en una empresa de La Pobla de Vallbona.

La inspiración le surgió a Víctor tras una conversación con una amigo que le consultó si en su empresa tenían posibilidad de distribuir equipos de protección individual entre sanitarios. Ante esta demanda, él vio una forma de utilizar las herramientas de trabajo, que se habían quedado parcialmente paralizadas por el cese de actividad ante la crisis sanitaria, para crear elementos que pudieran proteger a los sanitarios que están "cara al público".

En estas protecciones faciales, Talleres Xúquer emplean materiales en los que están especializados en esta empresa y con los que habitualmente crean contenedores de vidrio o piezas de náutica y aviación, usando la técnica del corte de agua a presión. Es el caso de una de las partes que van ajustadas a la zona superior de la cabeza y que han diseñado de tal forma que se adapta a los diferentes tamaños de cabeza.

DONACIONES Y PUESTAS A DISPOSICIÓN

Otras empresas también han puesto lo que hacen a plena disposición de las Administraciones. La empresa Canteras y Áridos Llaurí ha presentado un escrito telemático a la Generalitat para poner a su disposición, a coste cero, todos los materiales necesarios para el acondicionamiento de terrenos de cara al montaje del hospital de campaña junto a La Fe.

Ante la necesidad de ejecutar con urgencia obras en la ciudad de València, para la construcción de un nuevo centro médico con el que paliar los efectos del coronavirus, la compañía valenciana quiere colaborar de forma desinteresada, señala el gerente, Ximo Magalló.

Canteras y Áridos Llaurí, dedicada a fabricar productos de la construcción para obra civil y pública, tiene explotaciones mineras ubicadas en las localidades valencianas de Llaurí y Corbera, de las que puede suministrar materiales y carga de zahorras y áridos.

Por su parte, el presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha destacado que el objetivo de la naviera en esta crisis debida al coronavirus es "garantizar el servicio de abastecimiento de artículos de primera necesidad y alimentos, como empresa responsable y comprometida con los territorios donde opera" y pone toda su flota a disposición del Gobierno.

A su vez, la empresa Tayg pone a disposición de las autoridades sanitarias 3.000 unidades de sus gavetas bactericidas 'Clinic' para apoyar en los montajes de hospitales y almacenamiento de productos sanitarios. Esta compañía, del grupo Zriser y afincada en Valencia, comprueba actualmente si estas gavetas eliminan o aceleran el proceso de desaparición del Covid-19, ya que cuando se lanzaron al mercado el virus todavía no existía.

Se trata de gavetas de almacenamiento que protegen de contagios y enfermedades tanto a los productos que se depositan en ellas como al personal que los manipula, ya que ofrecen una reducción de microorganismos del 99,99% gracias a su componente bactericida, destaca la firma en un comunicado.

LA ULTIMA CAJA DE AHORROS Y SPINOFF UNIVERSITARIAS

Caixa Ontinyent, la única caja de ahorros que queda en la Comunidad y una de las dos de España junto a Caixa Pollença, está colaborando en la fabricación de material sanitario con las impresoras 3D que tiene en el Campus de Alcoi de la Universitat Politècnica de València (UPV), donde la entidad cuenta con un laboratorio de impresión digital impulsado por su Obra Social en 2014. La iniciativa surge mediante la adhesión al movimiento 'corona makers', formado por una red de voluntarios que disponen de este tipo de impresoras y distribuyen en los hospitales el material de protección contra el coronavirus.

Equipo creador del ventilador de turbina con impresión 3D el Hospital Clínico Cardenal Herrera CEU.

Personal investigador, docentes y alumnado de la Universitat Politècnica de València (UPV) se suman a la iniciativa 'Coronavirus Makers' --una red de más de 10.000 personas que se coordinan en España para crear con impresoras 3D material mascarillas, respiradores etc.-- imprimiendo en esta técnica equipamiento de protección individual para personal sanitario que trabaja en primera línea para controlar el Covid-19.

Desde la universidad valenciana aluden también a la labor de Be More 3D, empresa nacida en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Edificación (ETSIE) de la UPV. Líder en el desarrollo y fabricación de impresoras 3D para construcción, centra sus esfuerzos estos días en aportar su granito de arena a la iniciativa 'coronavirus makers'. En su caso, con la colaboración del profesor de la ETSIE, José Ramón Albiol y el equipo de I+D+Arq, trabajan también en la impresión 3D de los soportes de las máscaras de protección.

Otro equipo multidisciplinar de investigadores, ingenieros y médicos de toda España ha diseñado un ventilador de turbina para la ventilación mecánica de pacientes con coronavirus. El prototipo, desarrollado en solo diez días, se va a testar en un modelo animal del Hospital Clínico de la Universidad Cardenal Herrera como paso final para iniciar la terapia en humanos.

Las entidades colaboradoras son Tecnikoa 3D Filaments, Darimo Carbon Fiber, AIC Medical, el grupo de Ventilación Mecánica No Invasiva y Cuidados Respiratorios VMNNI CR Valencia, Oximesa Nippon Gases, la Universidad de Córdoba y la CEU Cardenal Herrera.

LAS INDUSTRIA 4.0 CONTRA EL COVID-19

Desde la Cátedra Industria 4.0 de la UJI se ha sumado a diversas iniciativas para hacer frente al coronavirus. Así, ha puesto en marcha una red neuronal para realizar diagnósticos inmediatos a partir de radiografías y colabora con la empresa Graphenglass en el desarrollo de respiradores.

Concretamente, el director de la Cátedra e investigador del Departamento de Ingeniería de Sistemas Industriales y Diseño de la UJI, José Antonio Heredia, está colaborando con la empresa castellonense Graphenglass en la identificación de elementos críticos en el desarrollo de respiradores, así como en la agilización de las gestiones para que las empresas del entorno fabriquen y distribuyan rápidamente con las garantías técnicas suficientes.

Graphenglass está fabricando un dispositivo que permite duplicar la capacidad de los respiradores de la UCI, un nuevo diseño que puede contribuir a mejorar la posible situación de escasez de aparatos de ventilación pulmonar hospitalarios por la propagación del coronavirus. El diseño del dispositivo, que está en fase de validación y adaptación por parte de las autoridades sanitarias, estará accesible en la red para que las empresas que tengan la capacidad y quieran lo reproduzcan y se sumen a la causa.

Por otra parte, desde la Cátedra Industria 4.0 se está poniendo en marcha un proceso de inteligencia artificial que permitirá realizar diagnósticos inmediatos de la enfermedad a partir del análisis de radiografías de los pulmones. Para ello, se ha creado un sistema de red neuronal que ahora se encuentra en proceso de aprendizaje a partir de las radiografías publicadas con acceso abierto por diversas instituciones en el mundo

Valarticleviewer.author_info Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad