Rafael Climent. EFE.

La industria valenciana, desamparada por Climent

Economía convocó ayudas a la innovación en enero, las suspendió a finales de marzo y las empresas valencianas empiezan a acusar los efectos

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo convocó el pasado 3 de enero ayudas para la innovación de la industria valenciana. Estas, cifradas en 31,98 millones de euros, subvencionan hasta un 35% de la adquisición de maquinaria del sistema productivo. Además, son unas de las ayudas que más interés generan. De hecho, hasta 730 empresas optaban a ellas y algunas empezaron a acometer sus inversiones conscientes de que el plazo para hacerlo terminaba el último día del mes de octubre.

El 7 de abril, tres semanas después de que se iniciara el ‘Estado de alarma’, saltó la sorpresa. Se suspendían las ayudas. Entre los diferentes motivos que daba la Conselleria, el DOGV recogía que la situación excepcional “no permitiría asegurar la resolución de las citadas ayudas, ni la realización, en muchos casos, de las inversiones antes de finalizar el mes de octubre”.

Pero las empresas ya estaban en macha. De hecho, se estima que un 70% de las posibles compañías beneficiadas ya habían realizado las inversiones. Por ello, la mayoría de ellas han recurrido la decisión de Conselleria ya que habían invertido de forma anticipada e incluso durante el ‘Estado de alarma’, estando casi sin actividad, para cumplir con los requisitos de la convocatoria.

Rafael Climent, Salvador Navarro y Ximo Puig. EFE.

“Lo que no pueden hacer es enseñarnos el caramelo y luego no dárnoslo”, asegura a Economía Digital una empresa del sector de la transformación de plásticos que ya había invertido en maquinaria. Asimismo, señala que las subvenciones son “necesarias si queremos crear empleo, ser punteros y estar en la cabeza en tecnología. Y para eso necesitamos a alguien —en referencia a Conselleria— que nos eche un cable y que no solo nos pase el recibido del impuesto”.

De los casi 32 millones que se subvencionaban, entorno a 27 fueron directos a las ayudas a autónomos. La Conselleria priorizó, por tanto, este colectivo. La industria, por su parte, quedó desamparada.

Al respecto, otra empresa del sector de laminados explica que “en épocas como esta lo importante es tener las prioridades correctas. Yo comprendo que los autónomos han sufrido muchísimo, pero las empresas que hemos invertido para ayudar al comercio también. De rebote, además, todo lo que nos ayuden a nosotros les va a ellos. No por ser empresas dejamos de necesitar la ayuda”.

Las críticas se ciernen sobre el conseller Climent y su gestión de la subvención. Las ayudas se suspendieron tarde y mal. Además, gran cantidad de empresas que ya habían invertido están ahora más ‘ahogadas’ desde el punto de vista financiero y a la espera de que la subvención se pueda volver a convocar.

Altos cargos de la Generalitat. EFE.

“No fue una decisión acertada, aunque más bien fue una imposición. Una decisión viene consensuada o por lo menos consultada con las partes afectadas. La cosa es que nosotros tengamos algún poder de decisión, pero esto es una imposición de la Generalitat. De hoy para mañana nos eliminó la subvención y nosotros ya habíamos llevado a cabo las inversiones”, denuncia una empresa del sector del mueble.

Otra entidad representante del sector metalmecánico expresa que “es cierto que estamos en una situación difícil, pero también es verdad que hay mucho paro, que hay que crear empleo y las que las empresas estén vivas incita a eso. Es importante que tengan en cuenta las situaciones de cada empresa para tomar estas decisiones”.

Climent no ha acabado de apostar por la industria en esta pandemia. Una industria que, sin subvenciones, “se queda atrás”, aseveran desde el sector. “Esta crisis ha demostrado que la industria valenciana no está a la altura, que nos falta tecnología, que nos falta rapidez y que estamos carentes de muchas cosas. Y esto no ayuda”, concluyen.

Un artículo de Xema Tarazona

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad