La falta de liquidez ahoga al mueble. Foto: Marcos Soria

La falta de liquidez ahoga al mueble

Menos de un 20% de las solicitudes de ERTE por fuerza mayor han sido aceptadas entre las empresas del sector del mueble

El COVID 19 ha llegado a paralizar la producción y comercialización de muebles en España. Ahora con una parte de las fábricas en funcionamiento, el sector del mueble sigue sufriendo los efectos del coronavirus.

Sobrevivir es el único objetivo. Aunque para ello es necesaria la liquidez, pero “las ayudas anunciadas por el gobierno no llegan a mis empresas”, subraya Amparo Bertomeu, directora gerente de la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España (ANIEME) desde hace treinta años.

En 2019 las exportaciones españolas de muebles mostraron un crecimiento de 4,7% superando los 2.318 millones de euros. Tan solo en la Comunitat Valenciana, la exportación de muebles fabricados ascendió a 550,6 millones de euros, lo que supuso un crecimiento del 5,4%. Cifras que este año no volverán a repetirse.

“La producción caerá, aunque empezase a recuperarse en septiembre, y las exportaciones también presentaran números negativos”, evalúa Bertomeu. Y añade que “la situación del COVID 19 va a impactar en todos los países y sectores, pero según la gestión de los políticos lo hará de una manera u otra”.

Barco en pleno proceso de estiba en el Puerto de Valencia.

Actualmente, las empresas del sector luchan por sobrevivir, de hecho, un gran porcentaje de ellas han solicitado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor. Sin embargo, menos de un 20% de las peticiones han sido aceptadas y otras muchas por causa económica siguen pendientes de resolverse.

“Es cierto que las fábricas han vuelto a abrir, pero los camiones no pueden cargar porque no tienen un receptor de la mercancía.”, explica Bertomeu. Mientras el comercio marítimo funciona, la exportación a través de camiones por la zona europea (un 68% del total de las exportaciones nacionales) es inviable hasta que países como Francia, Alemania, Bélgica o Italia levanten el confinamiento y declaren la apertura del comercio.

110.000 PUESTOS DE TRABAJO

“Parte de las empresas caerán por el camino porque son empresas pequeñas y medianas que no tienen tantos recursos financieros para aguantar una crisis de este tipo”, lamenta Bertomeu. En España, el sector del mueble proporciona trabajo a 110.000 personas y para que las empresas puedan mantener a los trabajadores necesitan liquidez. Pero los créditos anunciados “no son nada sencillos ni nada viables. El dinero, que ahora es cuando se necesita para superar este bache, no está llegando”, denuncia Bertomeu.

Sector del mueble

“Muchas empresas han retrasado el IVA que vencía ahora, lo han aplazado al 20 de mayo para ver si se genera liquidez y así hacer frente a los pagos”, asegura y añade que para “pasar la tormenta hay que inyectar liquidez. La liquidez no son subvenciones, ni ayudas en estos momentos, pero si préstamos con cero carencia que te permitan salir adelante de una situación tan absolutamente imprevisible y compleja como la que estamos pasando”.

Además, si la situación del COVID 19 continúa del mismo modo, “tenemos que pedir otro tipo de líneas diferentes porque nuestro sector vive de planes específicos de apoyo a la internacionalización”, propone la directora gerente ANIEME. Además, el sector se enfrenta a un proceso mayor de digitalización y de acercamiento a los compradores de una manera distinta. “Tanto del Gobierno Central como de la Generalitat, tendrían que dar un impulso en la promoción del mueble producido en España y en la Comunitat Valenciana”, señala ya que “activar el consumo en este tipo de producto en cuanto a previsiones va a ser realmente complicado”.

FUTURO DEL SECTOR

La recuperación del sector del mueble dependerá de cuanto dure la situación generada por el COVID 19. Para Amparo Bertomeu, un escenario “realista y optimista” en el futuro sería reactivarse en septiembre. “Arrancando con algunas ferias que se celebran en el mercado internacional como Maison & Objet de París, Orgatec en Alemania, Equiphotel en noviembre para colectividades, y la estrella para nosotros, la feria Habitat en Valencia del 22 al 25 de septiembre, estaríamos ya ante un escenario bastante bueno”, declara Bertomeu.

La falta de liquidez ahoga al mueble. Foto: Marcos Soria

Distintas ferias han sido canceladas y trasladas al 2021. “No ha habido ningún certamen a nivel internacional potente donde se hayan podido presentar tanto las novedades de las empresas como acudir los compradores de proyecto y tiendas para conocer estas novedades”, explica la directora gerente ANIEME.

De esta forma, iniciar la actividad tras un semestre supondría una recuperación aunque con datos negativos tanto en producción como en exportación, ya que la recuperación en sectores como el mueble es compleja. Pero, “si se alarga más allá de septiembre y perdemos el año, será muy duro. De hecho, si fuese así no llegaríamos ni a una reconversión”, apunta Bertomeu.

Valarticleviewer.author_info Fátima Cremades

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad