Restaurante cerrado.

La curva de los ERTE también se modera

Sin embargo, el mes de junio cierra con 419.584 trabajadores afectados por un ERTE y 485.019 parados en la Comunitat Valenciana

Los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) han sido reflejo de la crisis económica causada por la pandemia. De hecho, la Comunitat Valenciana cerró junio con 419.584 trabajadores afectados. En total, 65.787 solicitudes de ERTE desde el inicio de la crisis del coronavirus, según los datos de la Conselleria de Economía Sostenible.

De ellos, aún quedan 2.945 por resolverse, mientras que la Administración ya ha resuelto el expediente a 391.087 empleados. La mayoría (285.646) pertenecen al sector Servicios, seguido por la Industria, la Construcción y la Agricultura.

Ahora, con la reactivación económica, las empresas han empezado a rescatar a sus trabajadores, una buena noticia que contrasta con el aumento de valencianos sin trabajo, Y es que el número de parados en la Comunitat Valenciana ha llegado a las 485.019 personas, siendo el sector Servicios el más afectado con 309.153 desempleados.

erte copiatrabajadores

Por su parte, fuentes de la Confederación Empresarial de la Comunidad Valenciana (CEV) explican que “en los meses de marzo y abril los ERTE se dispararon debido a que algunos sectores vieron paralizada su actividad por la declaración del ‘Estado de alarma’ activado para contener la pandemia. Sin embargo, la tendencia que estamos viendo en la actualidad y que valoramos de forma positiva es la salida de trabajadores de esta situación a medida que se recupera la normalidad. De hecho, en la Comunitat Valenciana ya han sido desafectados de los ERTES unos 206.709 trabajadores”.

Asimismo, la patronal expresa su preocupación ante la posibilidad de rebrotes: “Tanto los empresarios como las diferentes administraciones debemos estar preparados para hacer frente a la situación sanitaria manteniendo la actividad del tejido empresarial. Del mismo modo, desde las organizaciones empresariales hemos venido insistiendo en la necesidad de prolongar los ERTEs y hacerlos más flexibles. Este tipo de medidas resultan fundamentales para preservar los puestos de trabajo y la supervivencia de las empresas en el periodo de recuperación económica”.

MARZO, INICIO DE LA CRISIS

Desde el primer lunes tras el decreto del ‘Estado de alarma’, el 16 de marzo, hasta el último lunes del mes, las solicitudes de ERTE crecieron a un ritmo de entorno a 2.100 al día. Esta “avalancha” de ERTEs, como lo denominó el president de la Generalitat, Ximo Puig, le obligó a reforzar con 30 funcionarios la plantilla de la Dirección General de Trabajo, Bienestar y Seguridad Laboral, dependiente de la Conselleria de Economía.

En este lapso de dos semanas, además, el Gobierno Central asumió el mando y decretó la paralización casi total de la economía. Únicamente aquellas empresas consideradas esenciales pudieron abrir. De hecho, en la Comunitat, Ford Almussafes anunció el cierre temporal de su planta, el sector hostelero recurría también a los expedientes y los autónomos sufrían las peores consecuencias de la crisis.

Ximo Puig y Ana Barceló.

PRIMERA SEMANA DE ABRIL, DEMOLEDORA

En la primera semana de abril se registraron cerca de 20.000 nuevas solicitudes de ERTEs, un 65% más de las que había al cerrar marzo. La economía seguía paralizada y las empresas reconvertían su actividad para poder hacer frente a la crisis. El sector azulejero retrocedía un 60%, el sector servicios seguía bajo mínimos y la agricultura ya contabilizaba pérdidas en valor de 20 millones de euros. Asimismo, la EMT anunció el ERTE, siendo así la primera empresa pública valenciana a acudir a él durante la pandemia.

El siguiente lunes (13 de abril), cumplido un mes del ‘Estado de alarma’, ya se habían producido 58.734 ERTEs que afectaban a 348.916 trabajadores. La semana del 6 al 13 de abril supuso la última en la que las solicitudes crecieron en grandes proporciones. A partir de ahí, se desaceleraron.

En estas fechas, un 61% de los trabajadores del sector del automóvil se veían inmersos en un expediente e instituciones de renombre como el Valencia CF anunciaban también un ERTE. Por otra parte, la Generalitat anunciaba las ayudas para los autónomos.

FORD

Las dos siguientes semanas únicamente se contabilizaron 3.979 solicitudes. El último lunes del mes de abril, día 27, computaban 62.713 solicitudes de ERTEs a 375.028 empleados.

AVANZAN LAS FASES, DISMINUYEN LOS ERTE

En mayo se iniciaba el plan de desescalada. Los comercios volvían a abrir, al igual que las empresas, y las primeras medidas de contacto social fueron acogidas con agrado por la hostelería. La parte más dura de la crisis parecía haberse superado.

El lunes 4 de mayo la Comunitat Valenciana, al igual que todo el territorio nacional, se adentró en la ‘Fase 0’ con 63.767 solicitudes sobre 393.037 trabajadores. En esta desescalada aún imperaba la incertidumbre en las empresas, aunque empezaba a vislumbrarse la recuperación económica.

El ritmo de solicitudes que recibían la Dirección General y las Territoriales disminuía. Dos semanas después, a 18 de mayo, la Comunitat inició la ‘Fase 1’ con 64.790 ERTEs que afectaban a 404.399 empleados. En el inicio de la ‘Fase 2’, el 1 de junio, computaban 65.298 expedientes a 411.844 personas.

En estas semanas sectores como el del metal sufrían "la peor valoración histórica desde la crisis de 2008”, como declaraba la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (FEMEVAL).

Empresa del metal.

El 15 de junio la Comunitat pasó a la última fase de la desescalada, la ‘Fase 3’. Se iniciaba también la última semana del ‘Estado de alarma’ decretado por el Gobierno y prorrogado hasta 6 veces. Se cerró el mes con 65.787 expedientes sobre 419.584 empleados. Eso sí, la incertidumbre sigue imperando en la economía de la Comunitat Valenciana. Esta vive de sectores como el turismo, el cual se va a ver sustancialmente perjudicado por la crisis. La hostelería parece no sobreponerse del todo y se espera que la recuperación económica se alargue hasta 2022.

206.000 TRABAJADORES RESCATADOS

A fecha de 29 de junio, las empresas de la Comunitat Valenciana habían rescatado de los ERTE a un total de 206.709 trabajadores. Por tanto, un 49,2% de los valencianos afectados han podido volver a trabajar, según datos de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) facilitados por la Conselleria de Economía

En la provincia de València se ha rescatado a un 50,5% de afectados por expedientes de regulación temporal (104.165), en Alicante a un 50,4% (79.927) y en Castellón a un 49,1% (22.617).

Un artículo de Xema Tarazona

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad