Ximo Puig. EFE

Estado de alarma por el coronavirus

La Comunitat Valenciana cierra espacios de ocio y suspende todo tipo de actividad cultural y deportiva

La incertidumbre ha terminado para miles de trabajadores, el Gobierno de España ha decretado el Estado de alarma. La nueva realidad ha cambiado el panorama de la Comunitat Valenciana y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha suspendido actividades culturales, de ocio y deportivas. La medida incluye el cierre de restaurantes, bares, cafeterías, gimnasios, teatros, salas de conciertos y cines a partir de hoy. 

La lista se incrementa a la actividad formativa, donde las clases en los centros educativos se han paralizado de forma indefinida. Además, la Iglesia ha contribuido con un comunicado oficial que dispensa del cumplimiento del precepto de misa dominical o la supresión de catequesis y reuniones de grupos y convivencias.

LAS BODAS EN JAQUE

El efecto del coronavirus exige salir lo menos posible de casa. Por ello, celebraciones como las bodas han empezado a cancelarse. "Sí, nos están cancelado las ceremonias. De hecho, para el 21 de marzo teníamos una boda que venía gente de fuera: ingleses, españoles… Los novios además viven fuera y se les presentaban muchos problemas a nivel de vuelos y demás y han optado por cancelarla", explica Cristina Iglesias, maestra de ceremonias de Meraki Plan. Los casos crecen como el de "una pareja que trabaja en el sector sanitario. No les están dando permisos o vacaciones y han tenido que aplazar la boda. Además, iban a invitar a médicos y no pueden. Están en alerta y esperando a que les llamen para tener que ir al hospital", explica Iglesias.

Boda por Meraki Plan. Foto: Miguel Valls

Fotógrafo: Miguel Valls

El anuncio realizado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dejado en vilo a empresas que viven de la organización de los eventos. Músicos, floristas, técnicos de sonido, trabajadores de catering o masías... "La mayoría somos empresas pequeñas y ayer Sánchez dejó claro que iban a haber pocas ayudas. Esto a nosotros nos supone una falta de ingresos enorme y al final los pagos son los mismos", afirma Cristina Iglesias.

"Veremos la facturación, pero lo que está claro es que no será un año de éxitos para nadie", cuenta el gerente Espai Les Panses, Ximo Aragonés. Además, confirman que van a cerrar como ha indicado las autoridades, "los trabajadores nos vamos al paro, ya que la mayoría somos fijos discontinuos. No hay beneficio y, por tanto, no se puede estar pagándonos", comparte una trabajadora de Espai Les Panses.

Boda por Meraki Plan. Foto: Por parte de la novia

Fotógrafo: Estudio Por Parte de la Novia

Sin lugar a dudas, el sector del turismo amplía el número de cancelaciones, ya que las lunas de miel programadas han empezado a cancelarse desde el inicio del mes de marzo. "Tanto la parroquia como el salón nos han dicho que podemos aplazar la celebración. El viaje de novios ya lo hemos cancelado", comentan María Martínez y Toni Fortea, pareja que iba a contraer matrimonio el próximo 28 de marzo.

Desde el Ayuntamiento de València han mantenido la celebración de bodas civiles en sus dependencias a pesar de la crisis del coronavirus aunque con "medidas de contención", tan solo pueden asistir los dos contrayentes, los testigos del matrimonio y el "personal mínimo" municipal para poder llevar a cabo el enlace.

Valarticleviewer.author_info XEMA TARAZONA

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad